Antinucleares celebran con champán ante la central de Almaraz el "cierre" de Garoña

Esperan que la "próxima" nuclear en cerrar sea Almaraz
Unas 80 personas partidarias de las energías renovables y contrarias a las centrales nucleares han celebrado con champán, ante las puertas de la central de Almaraz (Cáceres), el "cierre" de la instalación nuclear de Garoña.

Así lo ha indicado la miembro del Foro Extremeño Antinuclear Francisca Blanco, con motivo de una marcha para pedir el cierre de la Central de Almaraz realizada este sábado en dicha localidad cacereña.

En la marcha, que ha partido de la Avenida de la Constitución de Almaraz y ha concluido ante las puertas de la Central de Almaraz, han participado representantes del Foro Extremeño Antinuclear, CGT, CNT, e Izquierda Unida, entre otros colectivos.

"Hemos descorchado champán para celebrar el cierre de Garoña y hemos dicho que la próxima (en cerrar) es Almaraz", ha aseverado Blanco, quien ha insistido en que "no" se necesitan en Extremadura "dos reactores nucleares para producir electricidad", y ha lamentado que "estén paradas" las energías renovables "cuando tenían que están funcionando las renovables y paradas las centrales nucleares".

"Las centrales nucleares generan residuos radioactivos que duran activos cientos de miles de años y necesitan cementerios nucleares, mientras las renovables no", ha aseverado Blanco, quien ha subrayado que "ya va siendo hora de que se cierren las centrales nucleares y se fomente las energías renovables y el ahorro energético".