Ángel Sánchez triunfador del III Certamen Taurino "Piña de Oro" de El Hoyo de Pinares

Los premios de la Feria Taurina de San Miguel 2013 de El Hoyo de Pinares han sido: Triunfador del III Certamen Taurino “Piña de Oro” el novillero Ángel Sánchez; Premio Peña “Tendido 8” al mejor novillo de la Feria, el lidiado en segundo lugar el viernes 27 de septiembre de la Ganadería Flor de Jara, y premio Mejor Faena Peña “Arrancalechugas” la practicada al novillo premiado por Joaquín Galdós

La meteorología complicó el desarrollo de la Feria de San Miguel  2013 en El Hoyo de Pinares. El peligro de suspensión de los festejos fue una amenaza constante que se hizo realidad el segundo día de la Feria pero que mantuvo en vilo los tres días a la afición local y a quienes se desplazaron para presenciar unos prometedores carteles.

 


PRIMERA NOVILLADA SIN PICADORES VIERNES 27 DE SEPTIEMBRE DEL CERTÁMEN.


El viernes 27 de septiembre se celebró la novillada de FLOR DE JARA, origen Buendía, con 4 erales en puntas, magníficamente presentados, que ofrecieron un juego variado e interesante. Los dos novilleros: ÁNGEL SÁNCHEZ, ganador del torneo El Camino Hacia Las Ventas 2012 y JOAQUÍN GALDÓS, ganador del trofeo La Malagueta 2013, justificaron el puesto destacado que ocupan en el inicial escalafón novilleril.


El primer novillo, codicioso y con un fondo de bravura limitado por unas fuerzas no sobradas, planteó las naturales dificultades para conducir una embestida pronta y repetidora sin obligarle por abajo. ÁNGEL SÁNCHEZ lo logró, mejor con la derecha que por el pitón izquierdo, en una faena no exenta de merito y rematada con una estocada de ley.


Al tercero, un novillo más deslucido, le practicó una lidia eficaz sobre la mano izquierda que hubiera resultado más lograda de haber cedido más terreno para la acometida de la res. Dominando la difícil suerte suprema, mató aguantando firme la fuerte e inesperada arrancada del novillo logrando una espléndida ejecución de la misma aunque la espada cayera desprendida. Ganó un apéndice en este novillo que quizás hubiera merecido más en su primer turno.


A JOAQUÍN GALDÓS le correspondió el oponente más bravo de la tarde. Fue el segundo en salir, un novillo que mereció justos aplausos al arrastre. El joven novillero asentado con firmeza sobre el terreno y mandando con temple las embestidas, manejó muy bien la mano derecha y con menos soltura la zurda. Sus dos faenas fueron de más a menos, aunque siempre manteniendo un nivel muy aceptable. A veces pecó de incurrir en cierto despegue y sobre todo acusó falta de rodaje a la hora de entrar a matar lo que le impidió obtener algún trofeo.


SEGUNDA NOVILLADA SIN PICADORES SÁBADO 28 DE SEPTIEMBRE DEL CERTÁMEN


La novillada anunciada para el sábado 28 de septiembre hubo de suspenderse por las torrenciales lluvias a la hora del festejo que también se produjeron durante toda la jornada y que, sin embargo, no arredraron a los numerosos aficionados que esperaban bien pertrechados el comienzo del festejo. Sin embargo el estado impracticable del ruedo convertía la lidia en una temeridad. Así que el esperado y muy bien presentado encierro de las ganaderías , origen graciliano, de JUAN LUIS FRAILE y VALDELLÁN hubo de volver al campo por imposibilidad de lidiarlo en los días posteriores.


Los diestros anunciados: el chiclanero Manuel Ponce; el francés Luis Husson, en sustitución de Ginés Marín, baja por lesión en una mano; y el madrileño Jorge Ysiegas - componente de la terna por su triunfo en  Burgohondo, etapa previa del circuito El Camino Hacia el Toreo - no pudieron disputar el derecho a participar en el Festival programado para el siguiente día 29 de septiembre. Por ello, esta participación hubo de decidirse por sorteo entre ellos y Ángel Sánchez, ganador de la jornada anterior.


FESTIVAL SIN PICADORES


Al fin, el domingo 29 pudo celebrarse el Festival anunciado con reses despuntadas, origen Coquilla, de los herederos de ALFONSO SÁNCHEZ-FABRÉS para los matadores EDUARDO GALLO, ALBERTO AGUILAR y SERGIO FLORES, junto al novillero MIGUEL ÁNGEL SILVA, y JORGE YSIEGAS ganador del sorteo referido.


A pesar del arreglo de sus defensas, las reses destacaban por unas hechuras y un trapío poco frecuente en este tipo de festejos. De presentación y comportamiento desigual, las de mayor corpulencia y dificultad correspondieron sin preferencias de sorteo a los dos novilleros.


MIGUEL ÁNGEL SILVA, al que se ofreció un caluroso y emotivo recibimiento y se obsequió con la “Piña de Oro” como recuerdo por la forma de superar el percance sufrido en esta plaza en 2012, tuvo una actuación muy valiente y meritoria ante un grandón coquilla que no pudo culminar con la espada. Fue merecidamente ovacionado y dio la vuelta al ruedo.
Jorge Ysiegas, novillero sin caballos, hubo de enfrentarse a una prueba dificilísima desde su corta trayectoria profesional. La superó suficientemente con la capa y la muleta haciendo alarde de pundonor y disposición torera. Sin embargo, a la hora de matar no la pudo rematar ante un bravo animal que se negaba a morir a pesar de recibir varios pinchazos y dos estocadas delanteras. La situación se prolongó entre la impaciencia de un sector del público y la comprensión de buena parte de los espectadores. La Presidencia se mostró generosa en la administración de los tiempos y al final pudo verse el arrastre el aplaudido de un animal que tan cara había entregado su vida. El novillero salió a saludar entre aplausos de un sector del público y protestas de otro sector más impaciente. Tensión y emoción son la sístole y la diástole de la Fiesta, y sin ellas su corazón no palpita.
El resto del festejo, el correspondiente a los matadores, tuvo menos historia.
Eduardo Gallo hubo de pechar con un alto y vareado coquilla, desfalleciente y descompuesto, al que le aplicó una faena de puro trámite.


Alberto Aguilar, ante un complicado ejemplar con huellas de refrescamiento Buendía, de mirada penetrante y corto viaje, optó por no complicarse la vida y sin conseguir acoplarse en ningún momento le pasaportó de un bajonazo.


Sergio Flores toreó con corrección y sin complicaciones a un animal sosote al que no pudo cortar oreja por su mal uso de la espada.


Destacar que también se hizo entrega de una “Piña de Oro” en reconocimiento a su meritoria labor taurina al doctor que operó en la plaza a Miguel Ángel Silva en 2012, el Dr. Julián Castro Castro.