Andariegos, como La Santa

Andariegos

El Quinto Centenario de Teresa de Jesús fue el ‘pretexto’ ideal para que un grupo de 45 laicos Carmelitas de Colombia se decidieran a venir a recorrer las huellas que la Santa Andariega dejó en esta región de la península ibérica.

Texto de Olga Lucía Criollo, Periodista Carmelita de Cali, Colombia.

 

Durante cinco días, del 15 al 19 de junio, los huéspedes del Cites vivieron toda una aventura espiritual, puesto que pudieron visitar muchos lugares que ya les eran familiares por lo que la propia Teresa les había contado a través de su  Vida, sus Fundaciones y el Camino de Perfección que trazó a lo largo de sus 49 años de existencia.  La experiencia de caminar por la ciudad de Ávila que la vio nacer y de respirar el aire de santidad que aromatiza las empedradas calles de esta población les resultó insuperable.   

 

Capítulo aparte significó poder visitar los conventos de La Encarnación y el querido San José (Las Madres), además de la Casa Convento, en cuyos interiores pudieron comprobar que el rico lenguaje con el que la Madre escribió su legado espiritual no dejó detalle de su obra sin contar ni enseñanza de fe por redactar.

 

Pero el éxtasis no se agotó al revivir su biografía en aquellos lugares en donde su presencia parece notarse hoy más que nunca, en la conmemoración del  Quinto Centenario de su nacimiento. Participar de una eucaristía en la Catedral de la Santa,  generó en ellos y en sus sacerdotes acompañantes indescriptibles alegrías.

 

Una sensación similar vivieron en Segovia, donde visitaron la Iglesia de San Juan de la Cruz, Doctor de la Iglesia Católica que guía los pasos de los Carmelitas Descalzos en el mundo y quien fuera mentor e hijo espiritual de Teresa de Jesús, como bien lo saben los abulenses. Y también en Alba de Tormes, donde la tradicional Misa del Peregrino acogió a la primera de dos delegaciones colombianas que llegarán este mes, en medio del verano que empieza a sentirse en esa zona de España.

 

Hemos dicho más arriba que se trató de una aventura espiritual porque, en el sentir de estos visitantes, actos como conocer el espacio donde tuvo lugar la Trasverberación o el poder apreciar el corazón incorrupto de la Madre no hubiesen tenido un verdadero sentido de peregrinación sin las conferencias que cada atardecer les brindaron expertos religiosos del CITeS, quienes a una valiosa contextualización histórica agregaron profundos conceptos sobre la mística de Teresa de Ávila y sus hoy muy vigentes métodos de oración.

 

Una vez recorridos los caminos de la Santa y agradecidos por el cariño que sus coterráneos le profesan a su Fundadora, el grupo de colombianos continuó rumbo a Madrid para ir luego en busca del Santuario de Fátima con el objetivo de darle gracias a la Virgen por haberlos ayudado a ser parte de la página de la conmemoración de los 500 años de nacimiento de Teresa de Cepeda y Ahumada, la enamorada de Su Majestad Jesucristo, la Doctora de la Iglesia y la Madre Fundadora de los y las Carmelitas Descalzas del mundo entero.