Andalucía se niega a discutir el coste de la Lomce al ser una "receta tóxica" y suponer confundir "precio con valor"

Mar Moreno atiende a los medios en Madrid
Propone que la ley entre en vigor "nunca" y recalca que es rechazada por cinco CCAA, que aglutinan al 45% de la población


MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

La consejera de Educación de la Junta de Andalucía, Mar Moreno, ha rechazado este jueves hablar sobre el coste de la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) al considerar que se trata de una "receta tóxica" y que entrar en el debate sobre su financiación sería "confundir precio con el valor" de la Educación.

"Para nosotros la reforma no vale, cueste lo que cueste", ha dicho Moreno en declaraciones a los medios de comunicación al término de la Conferencia Sectorial celebrada en Madrid, cuando ha señalado que el ministro de Educación, José Ignacio Wert, "confunde precio con valor" y ha convocado hoy a las comunidades autónomas para "hablar sobre el precio de la reforma educativa".

"Solo los necios confunden valor con precio", ha añadido la responsable andaluza citando a Antonio Machado. Así las cosas, la postura de la Junta es no entrar a discutir sobre ese coste porque "Andalucía no confunde valor con precio y sea cual sea el coste, se está poniendo en entredicho el valor de la enseñanza, que es conseguir generar igualdad de oportunidades y que haya calidad para todos".

"No vamos a discutir si hacer una reválida cuesta un euro más o menos porque las reválidas son muy negativas para el sistema, no vamos a discutir si segregar alumnos cuesta un euro más o menos porque es muy negativo para el sistema o si una vía muerta como la Formación Profesional básica cuesta mil euros más o menos porque son tóxicos o negativos para el sistema", ha recalcado Moreno.

"AMNESIA ECONÓMICA"

Además, considera que la reforma no tiene memoria económica sino "amnesia económica" porque "olvida" los 4.000 millones de euros ya recortados y que "forman parte de la historia del nuevo modelo educativo del PP". "Se quitan 4.000 millones en equidad, profesores, refuerzos, acompañamientos y programas para favorecer la calidad y se van a poner 200 o 300 millones en barreras, en reválidas, en pruebas de acceso y en segregación", ha criticado.

Además, ha ironizado con que Andalucía ha hecho una propuesta para la fecha de entrada en vigor de la nueva ley educativa, "nunca", y ha dicho que la misma tiene una característica "que va a nacer con menos apoyo y menos consenso" pese a que la materia "necesita diálogo y consenso".

Por otra parte, ha lamentado que la reforma sigue adelante "de espalda a la comunidad educativa" y ha incidido en que ha cosechado el "rechazo" de cinco comunidades autónomas que representan el 45 por ciento de la población española. "Hay más comunidades del PP que la apoyan pero solo la apoyan las comunidades del PP", ha subrayado.

En la misma línea, ha afeado que la reforma siga avanzando y, a la par, su memoria económica, "sin más consenso que las comunidades del PP" y ha hecho hincapié en que "una amplia variedad de partidos, no solo PSOE, sino PNV, Coalición Canaria y CiU está rechazando esta reforma, al igual que la inmensa mayoría de la parte no gubernamental del Consejo Escolar del Estado".