Ancelotti y Tata lideran la revolución de los banquillos

Tata Martino y Carlo Ancelotti, dos de las novedades en los banquillos

Casi la mitad de los banquillos de Primera División han cambiado de inquilinos y entre los seis primeros clasificados el único que se mantiene es Diego Pablo Simeone, en el Atlético de Madrid. 

La Liga BBVA afrontará su nueva temporada 2013-2014 con muchos inquilinos nuevos en los banquillos de los equipos, con la mitad de ellos con uno nuevo respecto a la última campaña, otros confiando en quien llegó a mitad de temporada, y con el argentino Diego Pablo Simeone como el único que sigue en su cargo de los seis primeros clasificados del pasado año.

 

Pero sin duda, los nombres más destacados son los del argentino Gerardo Martino y el italiano Carlo Ancelotti, encargados, por diferentes cuestiones, de liderar los proyectos de los dos 'grandes', el FC Barcelona y el Real Madrid.

 

Sin duda, uno de los más destacados dentro de esta 'revolución' es el caso del conjunto blanco, que llegó a un acuerdo con José Mourinho para rescindir su contrato tras no lograr los objetivos marcados en el club blanco y por el desgaste institucional y deportivo de los tres años del de Setúbal, que se marchó al Chelsea con una Liga, una Copa del Rey y una Supercopa como bagaje.

 

Florentino Pérez volvió a buscar un sustituto de garantías y se trajo a un viejo deseo, el italiano Carlo Ancelotti, que rompió su contrato con el París Saint-Germain, y que aterrizó con su prestigio (dos Liga de Campeones y ganador de ligas en Italia, Inglaterra y Francia) en la Liga BBVA.

 

De este modo, el Real Madrid volverá a iniciar por enésima vez en la última década un nuevo proyecto, bajo el 'libreto' del expreparador del Milan y del Chelsea, que llega con la difícil misión de conseguir la ansiada décima Copa de Europa y de volver a pelear de tú a tú en el campeonato doméstico con el Barça, sin perder de vista al Atlético de Madrid.

 

El caso del Barcelona es más complicado. El club azulgrana contaba con Tito Vilanova para la temporada que comenzará este fin de semana, pero a causa de su enfermedad, el técnico catalán tuvo que dejar el banquillo 'culé' y el club tuvo que buscar un recambio de urgencia.

 

El elegido por Andoni Zubizarreta fue finalmente el argentino Gerardo Martino, no demasiado conocido en Europa, pero cuyo estilo era el que más se acercaba al del conjunto catalán, sobre todo por lo visto en Newell's Old Boys.

 

Argentino y de Rosario como la estrella Leo Messi, el 'Tata' es uno de los entrenadores más prestigiosos de Sudamérica y como un amante del fútbol de toque, y apenas habrá tenido un mes para apuntalar un estilo 'intocable', pero al que quiere aportar cosas nuevas de su 'cosecha' con el objetivo de seguir aspirando a todo.

 

El 'baile' en los banquillos se saltó un escalón, manteniendo al 'Cholo' Simeone en el Atlético de Madrid, donde el argentino es ya un ídolo de la afición tras conseguir una Europa League, una Copa del Rey, una Supercopa de Europa y volver a la Liga de Campeones en año y medio, y parándose en Donosti, donde tras la marcha de Philippe Montanier la Real Sociedad quiso darle la oportunidad en la temporada en la que el club regresa a la 'Champions' a un técnico de la casa como Jagoba Arrasate, que tiene el listón muy alto y un primer examen muy duro ante el Lyon.

 

En la capital del Turia, Ernesto Valverde, que había llegado al Valencia con la temporada ya empezada, dejó su puesto a un exjugador blanquinegro, Miroslav Djukic, que tras ascender al Valladolid y salvarle el año pasado sin excesivos problemas se marchó a Mestalla con el objetivo de que el equipo recupere su sitio, siendo su hueco en Pucela ocupado por el sobrio Juan Ignacio Martínez, capaz de meter al Levante en Europa.

 

Por su parte, el chileno Manuel Pellegrini también dejó el proyecto del Málaga y abandonó el banquillo andaluz para emigrar al poderoso Manchester City, lo que ha servido para ver el retorno a la Liga BBVA del alemán Bernd Schuster, campeón del torneo con el Real Madrid en la temporada 2007-08 y que llevaba sin entrenar dos años.

 

El Athletic Club decidió igualmente poner fin al proyecto que lideraba el peculiar técnico argentino Marcelo Bielsa, que firmó un gran primer año y un convulso segundo, para relevarle por Ernesto Valverde, que afrontará su segunda etapa en el banquillo rojiblanco tras su paso por el club entre 2003 y 2005 y cuyo gusto futbolístico se asemeja al del rosarino, aunque con una mayor eficacia defensiva.

 

El carismático Joaquín Caparrós, destituido el año pasado el RCD Mallorca, volverá a tener un equipo, el Levante, mientras que Abel Resino no continuará en el Celta pese a lograr el objetivo de la salvación, y el conjunto 'celeste' dará un giro radical hacia la figura de Luis Enrique Martínez, que viene con 'libreto' azulgrana y que ya fichado por el conjunto vigués era uno de los posibles elegidos para relevar a Tito Vilanova.

 

En los recién ascendidos, destaca en este apartado el caso del Almería, que logró retornar a la Primera División de la mano de Javi Gracia y tras la marcha de éste, llegó para sentarse en el banquillo andaluz Francisco Rodríguez Vilchez, que la temporada pasada dirigió al filial del equipo rojiblanco y otorga el honor de ser el técnico más joven de la Liga a sus 34 años. El Elche mantiene a Fran Escribá y el Villarreal, a Marcelino García Toral.

 

Por último, de los siete equipos que lograron la permanencia el año pasado y que todavía mantienen a su técnico, tres de ellos lo ficharon hace menos de un año. Es el caso del Sevilla, que trajo a Unai Emery tras prescindir de los servicios de Míchel; del Espanyol, que fichó a Javier Aguirre para sustituir a Mauricio Pochetino; y el Granada, que hizo lo propio con Anquela para traer a Lucas Alcaraz. Así, además del Atlético, sólo Getafe (Luis García), Betis (Pepe Mel) y Rayo Vallecano (Paco Jémez) continúan con sus entrenadores.