Ana Torroja declara este viernes como imputada por tres nuevos delitos fiscales

Las pesquisas apuntan a que la cantante habrĂ­a defraudado a Hacienda mĂĄs de un millĂłn de euros

La cantante y ex componente del grupo Mecano, Ana Torroja, estĂĄ citada a declarar este viernes como imputada ante el juez instructor del caso RelĂĄmpago, despuĂŠs de que la Agencia Tributaria le haya atribuido el impago de tres cuotas tributarias que ascenderĂ­an a alrededor de medio millĂłn de euros. De este modo, el magistrado le imputa tres nuevos delitos fiscales que se suman a los otros que ya pesaban sobre la artista en el marco de esta causa, y postula que en total la encausada habrĂ­a dejado de pagar al fisco mĂĄs de un millĂłn de euros.

 

Inicialmente, Hacienda le achacĂł una deuda fiscal de 655.000 euros tras detectarse sus vĂ­nculos profesionales con el despacho de abogados Feliu de Palma, asesorĂ­a legal sobre la que pesan varias sospechas de estafa investigadas en este procedimiento, tal y como han recordado fuentes jurĂ­dicas a Europa Press. En concreto, calculĂł que Torroja habrĂ­a defraudado una cuota de unos 475.000 euros en 2006 y unos 180.000 en 2007.

 

La imputada, defendida por el abogado Ildefonso GonzĂĄlez-Grano de Oro, fue por ello citada a declarar en junio de 2009 por el titular del Juzgado de InstrucciĂłn nĂşmero 7, Antoni GarcĂ­as, ante quien entonces se acogiĂł a su derecho de no declarar. La cantante iba a ser interrogada en torno a las supuestas relaciones de su empresa Carlitos Way con el despacho Feliu, que segĂşn las pesquisas realizadas hasta ahora habrĂ­a urdido un entramado millonario de fraude fiscal.

 

Torroja pidiĂł ademĂĄs la nulidad del caso y que asimismo se declarasen nulos como pruebas los registros llevados a cabo en el bufete Feliu asĂ­ como los pichazos telefĂłnicos realizados en las investigaciones de esta supuesta trama de evasiĂłn fiscal, investigada desde abril de 2007. No obstante, el juez rechazĂł el recurso de quien fuese la voz de Mecano.

 

Las sospechas comenzaron cuando, durante de la investigaciĂłn del caso, varios de los clientes de la asesorĂ­a Feliu acabaron como imputados. Todos ellos alegaron en su descargo que eran residentes fiscales en Inglaterra y que, por tanto, no tenĂ­an obligaciĂłn de declarar o pagar sus impuestos en EspaĂąa sobre determinadas operaciones inmobiliarias o financieras o respecto a su patrimonio.

 

TambiĂŠn Ana Torroja alegĂł ante Hacienda que no era residente fiscal en EspaĂąa y al igual que el resto de clientes de la asesorĂ­a seĂąalaba Reino Unido como su residencia. De este modo, la cantante aparecĂ­a como supuesta implicada en abril de 2007, como administradora Ăşnica de la empresa Carlitos Way, constituida en 2004 y dedicada a dar servicios en restaurantes.

 

DespuĂŠs de que Torroja se negase a declarar, el magistrado acordĂł para la imputada una fianza civil de 1,8 millones de euros para hacer frente a las posibles responsabilidades pecuniarias de los delitos fiscales que se le imputaban hasta ese momento.

 

OPERACIÓN RELÁMPAGO

 

Cabe recordar que la investigaciĂłn judicial de la OperaciĂłn RelĂĄmpago fue iniciada el pasado 26 de abril de 2007 por los Juzgados de InstrucciĂłn nĂşmero 1, 11, 12 y 7, que instruyeron las diligencias relacionadas con los registros que se llevaron a cabo esa misma jornada en el bufete de abogados de Miquel Feliu en el Passeig Mallorca, en la notarĂ­a 'HerrĂĄn y Delgado Notarios' de la calle UniĂł y en una sucursal bancaria de la zona, todos ellos ubicados en Palma.

 

Durante el periodo previo al inicio de la actuaciĂłn judicial, la Agencia Tributaria investigĂł durante varios meses la presunta canalizaciĂłn de dinero a travĂŠs de paraĂ­sos fiscales, el blanqueo de capitales, las dobles ventas de solares y otra serie de ventas concretas, ya que el bufete Feliu se hallaba relacionado con 816 sociedades que tenĂ­an unos activos declarados por importe de 307 millones de euros.

 

En septiembre de ese mismo aĂąo el magistrado del Juzgado de InstrucciĂłn nĂşmero 1 de Palma de Mallorca denegĂł la peticiĂłn de prisiĂłn incondicional solicitada por el fiscal AnticorrupciĂłn de Baleares, Juan Carrau, y las acusaciones particulares para el abogado Miquel Feliu, principal imputado en la 'OperaciĂłn RelĂĄmpago', que investiga el presunto fraude en las dobles ventas de solares en Cala Llamp en Andratx (Mallorca), fraude a la Hacienda PĂşblica, estafa y blanqueo de capitales.