Ana Obregón se 'estrena' en la tele dejándonos una ristra de tácticas de ligoteo

Ana García Obregón

Ana García Obregón, protagonistas indiscutible en su vuelta a la televisión con la gala Sábado Sensacional. 

La indiscutible protagonista de Sábado Sensacional -y que nos permita Isabel Pantoja la cual también fue una de las grandes estrellas- fue Ana Obregón. Y es que el popular rostro conocido por todos, regresaba a la televisión para presentar esta gala, de esas que ya no se hacían durante mucho tiempo. La 1 de Televisión Española, acogía este gran evento donde no pararon de desfilar numerosos artistas.

 

Pero sin duda, Ana Obregón era la que más ojos tendría encima para saber que tal lo hacía durante la gala. Acompañada por dos guapos, como lo son Josep Lobató y Pablo Puyol, además de una radianteMar Saura, todos ellos nos trajeron el recuerdo de uno de los programas más míticos de la televisión pública de España, Noche de Fiesta. Sábado Sensacional recoge el testigo de estas galas que se celebraban semanalmente para traernos una gran cantidad de actuaciones.

 

Como decimos, Ana Obregón regresaba a los platós y a pesar del tiempo alejada de la tele, la bióloga lo hizo de manera fenomenal. Con su alegría, su buen hacer y luciendo una increíble figura en un vestido largo en color blanco, con toques de pedrería, Ana venía con las pilas cargadas para seguir en televisión, quizás para futuras colaboraciones, aunque su futuro sigue siendo Estados Unidos.

 

Una noche en donde el las tácticas de ligoteo de Ana fueron las protagonistas. Que si un bailecito por aquí, que si un piropo por allá, la presentadora no dudaba en sacar sus armas de mujer para disfrutar de la noche y de todos los invitados masculinos que acudieron al Sábado Sensacional. Junto a sus otros compañeros presentadores, los cuatro se llevaban a las mil maravillas y no dudaron en hacer un brindis por lo bien que hicieron la gala.

 

A pesar de que ha habido alguna que otra crítica por el formato del programa, sin duda, Ana Obregón está más pletórica que nunca y se nota que la televisión sigue siendo lo suyo, un terreno donde se encuentra como pez en el agua.