Ana Mato no piensa dimitir: Ni la "cacería" ni las "infamias" me van a "doblegar"

"Cuento con la confianza del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, pero mi cargo siempre está a disposición del jefe del Ejecutivo", ha dicho.

La ministra Sanidad, Políticas Sociales e Igualdad, Ana Mato, ha asegurado este miércoles en el Pleno del Congreso que nunca ha pensado en presentar su dimisión y ha dejado claro que no la va a "doblegar" la "cacería personal y política" plagada de "infamias" que, según ha dicho, se ha reabierto contra ella vinculándola con la trama 'Gürtel'.

  

Mato ha contestado de esta forma en la sesión de control al Gobierno al secretario general del Grupo Socialista en el Congreso, Eduardo Madina, quien le ha pedido que dimita por las informaciones que relacionan a ella y a su exmarido (Jesús Sepúlveda) con el citado caso de corrupción y por su gestión al frente del ministerio.

  

Tras subrayar que cuenta con la "confianza" del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y que su cargo siempre está a disposición del jefe del Ejecutivo, Mato ha puntualizado que "en ningún momento" se ha planteado presentar su dimisión.

 

NI UN ACTO REPROCHABLE

 

Y ha explicado por qué no lo ha hecho: "Tengo la gran fortaleza de saber no he cometido ningún acto ni antes ni ahora que no se corresponda con la ética que es exigible a todos responsables políticos", sostiene, recalcando que nunca imaginó que se la pudiera hacer responsable de la conducta de "otra persona", en alusión a su exmarido, imputado en la trama Gürtel.  

  

Madina ha empezado su enfrentamiento con Mato haciendo un repaso de las medidas puestas en marcha por su departamento y que, en su opinión, han convertido su ministerio en el "más antisocial de la democracia".

  

Así, le ha reprochado las "privatizaciones a niveles récord", las diversas fórmulas de "copago" y la retirada de la tarjeta sanitaria a los inmigrantes irregulares que ha supuesto la "expulsión del sistema de casi un millón de personas" y que el dirigente socialista considera que ha sido la "mayor inmoralidad y falta de humanidad que se recuerda" por parte de un Gobierno. También la ha acusado de "acabar con el Sistema Nacional de la dependencia" y de "laminar el Plan Concertado de Servicios Sociales.

  

Y, por si fuera poco, según Madina, en medio todo esto, el nombre de Mato apareció "vinculado a la trama de corrupción organizada con mayor volumen y más importante de toda la democracia" lo que, en opinión de los socialistas, la sitúa "en condiciones de enorme dificultad para seguir ejerciendo su ministerio".

 

LA MAYORÍA QUIERE QUE SE VAYA

  

Por eso, tras indicar que "más del 70 por ciento de los españoles y muchos de ellos" del PP reclama su salida, la ha invitado a dimitir. "Es mejor que usted salga de su ministerio, deje de ser un problema para el Gobierno, y por tanto que el Gobierno deje de ser todavía un mayor problema para este país". "Abandone el Gobierno, señora Mato", le ha pedido.

  

La ministra ha arrancado su segundo turno confesando que tiene "mucho afecto" a Madina y lamentando que también él se haya apuntado a la "difamación" contra ella. Después, se ha centrado en defenderse de las "infamias".

  

"Mi cargo, como el de todos los ministros está siempre ha disposición del presidente del Gobierno; ahora bien en ningún momento me he planteado presentar mi dimisión", ha aclarado, incidiendo en lleva "muchos años dedicados a la vida política" y sin que nadie haya "podido hacerle un solo reproche" por su actuación.

  

Y, a partir de ahí, ha vuelto a marcar distancias con la actuación de su exmarido y ha subrayar que ella es responsable de su comportamiento y no del de Sepúlveda, aunque en ningún momento le ha citado. "Nunca imaginé que me quisieran hacer responsable de la conducta de otra persona. Yo respondo de mis actos y de mi gestión", ha remarcado.

  

A renglón seguido, ha preguntado a Madina que qué pensaría si a él o a alguno de sus compañeros del PSOE les pretendieran responsabilizar de la actuación "de otra persona". "A mí me parecería incalificable y eso es exactamente lo que está haciendo usted", se ha quejado.

  

Mato ha reiterado, una vez más, que el "asunto" que el PSOE le echa en cara "ya fue visto por un juez" que determinó que ella no tenía "ninguna responsabilidad". Pese a todo, se ha lamentado, ha vuelto la "cacería política y personal" contra ella y el primer partido de la oposición ha decidido sumarse a ella.

 

LO DEL CONFETTI ES "GROTESCO"

  

Esa "cacería", ha comentado, llega "hasta lo grotesco" cuando se le atribuye como "celebración familiar el ascenso a primera división del Getafe", en referencia al evento en el que se supuestamente se habrían invertido más de 4.500 euros de confetti presuntamente pagados por la trama Gürtel a Sepúlveda.

  

La ministra ha remarcado que "en un país libre quien tiene que probar es quien acusa mientras el inocente no tiene ninguna obligación de defenderse". "Es más, --ha añadido-- en muchas ocasiones como ocurre con los rumores y los infundios ni siquiera puede hacerlo".

  

En este contexto, ha acusado a Madina de haber renunciado "a la defensa de la libertad" que, le ha recordado, exige sostener la presunción de inocencia y la presentación de pruebas. "Eso es lo que yo defendería si a usted le acusaran injustamente", ha remachado.

  

"Esta infamia no me va a doblegar porque no tengo nada que ocultar. Voy a seguir trabajando al servicio de los españoles y muy orgullosa de formar parte de este Gobierno", ha rematado como colofón arrancando un cerrado aplauso de la bancada 'popular'.