(AMP) Rafael Encinas abandona la comisión gestora de Caja Segovia

Rafael Encinas
El equipo, que se reúne el jueves con la Junta en Valladolid, pierde también a José María Llorente Ayuso


SEGOVIA, 17 (EUROPA PRESS)

Rafael Encinas, miembro de la comisión gestora de Caja Segovia designada por la Junta de Castilla y León, ha rechazado este nombramiento junto con el también integrante José María Llorente Ayuso, según ha declarado el propio Encinas este lunes a la Cadena SER.

Encinas, último presidente de la entidad, ha manifestado que se trata de una decisión personal que ha tomado tras "valorar distintas cuestiones", al tiempo que ha considerado que la gestora debe estar conformada por un menor número de componentes.

A su juicio, ahora se debe trabajar "rápido" en el proceso de conversión de la Caja en fundación de carácter especial, por lo que, ha dicho, "aligerar" la cifra de integrantes "no viene mal para realizar el trabajo encomendado". Ha recordado asimismo que carece de compromiso político o de otro tipo que le obligue a continuar en el equipo gestor.

Encinas ha indicado por otra parte que su renuncia fue presentada en la Delegación Territorial de la Junta en Segovia el pasado viernes, así como en la Federación Empresarial Segoviana (FES), a la que representaba en el Consejo de Administración de Caja Segovia.

La comunicación de la misma, no obstante, no constaba a mediodía de hoy ni en la Consejería de la Presidencia ni en la de Economía, según han confirmado a Europa Press fuentes de las mismas.

A petición de la gestora, técnicos de ambas consejerías participarán en una reunión este jueves en Valladolid con sus miembros para avanzar en la conversión en fundación, a la que acudirá el secretario general de Presidencia, José Manuel Herrero.

La comisión, formada por componentes del último Consejo de Administración de Caja Segovia, celebró el pasado 11 de diciembre su primera reunión con la ausencia de cuatro de sus representantes por las "dudas" generadas sobre el proceso de transformación.

Tras la misma, Encinas reclamó asesoramiento de la Junta para abordar los cometidos más próximos --redactar los estatutos, elaborar un plan de viabilidad y nombrar a los patronos-- y lamentó que el Gobierno regional sólo hubiera enviado una carta a los antiguos consejeros para comunicarles su nombramiento en la gestora.

"UNA CASCADA DE PROBLEMAS"

Éstos, doce en total, fueron designados como consejeros de Caja Segovia el 27 de julio de este año. La entidad quedó extinguida el pasado 27 de noviembre tras disolverse sus órganos de gobierno, aunque no fue hasta el 4 de diciembre cuando el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) publicó la resolución de Presidencia por la que se nombraba al equipo de gestión.

Encinas ha apuntado que todo lo que supone la Caja, tras su integración en Bankia, "ha caído en una cascada de problemas", pero que "lo más difícil ya se ha hecho" y que lo fácil ahora es la transformación de la entidad en fundación con el patrimonio con el que ésta cuenta, "perfectamente valorado".

Poco después de tomar el testigo de Atilano Soto como presidente de la entidad, en la que ha desempeñado toda su vida laboral -- fue director de la Oficina Principal y jefe de la Obra Social y Cultural--, Encinas reconoció las dificultades existentes para garantizar el futuro de la Obra Social de Caja Segovia al conocerse una deuda hipotecaria que había contraído la entidad tras una compra de suelo en Gijón.

Esta deuda aprobada mantiene hipotecado el Torreón de Lozoya, emblemático edificio de la Caja, y ha dado lugar a una denuncia de once exconsejeros contra el expresidente Atilano Soto, el exvicepresidente Manuel Agudíez y el exjefe de Riesgos Óscar Javier Varas por la presunta "manipulación" de los acuerdos del Consejo de Administración.