AMP-PP dice que las palabras de Arraiz "ponen los pelos de punta" pero es la Justicia quien determina la responsabilidad

La secretaria general del PP vasco, Nerea Llanos
Censura que "otros partidos no entiendan que, en un estado de derecho", se produzca esta operación


BILBAO, 13 (EUROPA PRESS)

La secretaria general del PP vasco, Nerea Llanos, ha afirmado que es la Justicia la que debe determinar si las palabras de Hasier Arraiz relativas a la Guardia Civil conllevan algún tipo de responsabilidad o no, si bien han considerado que "algunas frases, viniendo de algunos entornos, no dejan de poner los pelos de punta".

En rueda de prensa en Bilbao, Llanos se ha referido a las declaraciones del presidente de Sortu, Hasier Arraiz, tras la operación desarrollada por el instituto armado contra abogados de presos de ETA, en las que se mostró convencido de que es el momento de que el pueblo vasco dé "jaque mate" al instituto armado.

La dirigente popular ha destacado que la frase de Arraiz se refería a un colectivo "que ha recibido una presión terrorista y ha sufrido en sus carnes muchos asesinatos".

En su opinión, "algunas frases, viniendo de determinados entornos, no dejan de poner los pelos de punta". No obstante, ha insistido en que "en qué puede quedar esa frase" deben decidirlo los jueces. "En un Estado de derecho, se ha iniciado una serie de actuaciones y tendrá que ser la justicia la que tiene que considerar si ese tipo de manifestaciones conlleva algún tipo de responsabilidad o no".

"COMO CORRESPONDE EN UN ESTADO DE DERECHO"

En relación al desarrollo de la operación policial, ha señalado que "tiene que tener base jurídica porque, si no, no se podría haber hecho y, después de esto tendrá su tramitación judicial", como "corresponde en un Estado de derecho".

"No entendemos que haya otros partidos que no entiendan que, en un estado de derecho, cuando uno tiene determinadas responsabilidades tiene que cumplir por ellas", ha censurado.

Llanos ha subrayado que, en un estado de derecho, "hay que cumplir la ley", de manera que "quien tenga responsabilidades en determinadas actuaciones vinculadas con una banda terrorista, que todavía no ha desaparecido, tendrá que pagar por esas actuaciones".