AMP.- Gobierno vasco advierte de que el próximo Ejecutivo deberá hacer recortes "muy duros" si no mejora la recaudación

Avisa de que será "complicado" que se pueda crear empleo el próximo año
Avisa de que será "complicado" que se pueda crear empleo el próximo año

VITORIA, 14 (EUROPA PRESS)

El consejero de Economía del Gobierno vasco en funciones, Carlos Aguirre, advierte de que el próximo Ejecutivo deberá hacer "recortes muy duros", si no se modifican las actuales previsiones de recaudación para 2013. Además, anuncia que el próximo año será "muy complicado" que haya creación de empleo en Euskadi.

Aguirre ha analizado, en una rueda de prensa celebrada este miércoles en Vitoria, la evolución de la economía vasca en el tercer trimestre del año, en el que el Producto Interior Bruto (PIB) se ha contraído un 1,3 por ciento en tasa interanual y se han perdido más de 7.000 empleos respecto al trimestre anterior.

El responsable de Economía del gabinete de Patxi López ha explicado que Euskadi podría cerrar el año con una caída del PIB de entre el 1 y el 1,1 por ciento, cuando la estimación anterior era de un descenso del 1,2 por ciento.

No obstante, ha indicado que 2013 se presenta con "perspectivas negativas" y que el año comenzará con una "caída generalizada de la actividad". Aunque se espera que, a mitad del ejercicio las tasas intertrimestrales del PIB sean ya positivas, el cambio de tendencia no lograría que 2013 se cerrara con tasas positivas de crecimiento económico.

Aguirre ha explicado que el Gobierno vasco tiene previsto modificar próximamente su previsión de evolución del PIB para 2013, actualmente fijada en una caída del 0,8 por ciento, aunque, en principio, el cambio no sería demasiado significativo. En materia de empleo, a la caída del 2,2 por ciento prevista para este año se le sumaría, según las previsiones actuales, otra del 1,6 por ciento en 2013.

En este escenario, se ha referido a la situación que se encontrará el próximo Gobierno vasco a la hora de elaborar los Presupuestos. Aguirre ha recordado que las previsiones de recaudación de las haciendas forales fijadas en el último Consejo Vasco de Finanzas Públicas (CVFP) fueron de 11.825 millones de euros para 2013.

SANIDAD Y EDUCACIÓN

A su juicio, en el caso de no modificarse al alza tales ingresos, se producirá una situación "muy dura" en términos presupuestarios. El consejero de Economía en funciones ha dado a entender que los recortes que debería acometer el próximo Gobierno podrían afectar a materias como la sanidad, la educación o las prestaciones sociales, puesto que estos capítulos suponen cerca del 80 por ciento del gasto del Ejecutivo, de forma que en el resto de materias quedaría escaso "margen" de maniobra para equilibrar las Cuentas.

De todas formas, ha reconocido que las modificaciones fiscales que tiene previsto llevar a cabo la Diputación de Vizcaya podrían "tirar hacia arriba" la recaudación, lo que daría lugar a "un escenario diferente".

PRESUPUESTOS

Aguirre ha confiado en que puedan darse "procesos de acercamiento" entre partidos que permitan aprobar las Cuentas de 2013 en el Parlamento con una mayoría "razonable", dado que el PNV, con 27 parlamentarios sobre 75, no tiene mayoría en la Cámara autonómica.

Sin embargo, ha afirmado que, si es necesario recurrir a una prórroga presupuestaria "no sería el fin del mundo", tras lo que ha recordado que en el pasado ya se ha optado en varias ocasiones por esta posibilidad.

"Hace diez años hasta se le cogió el gusto", ha ironizado, en referencia a las prórrogas presupuestarias a las que el Gobierno del PNV recurrió en aquella época.

"BOQUETE" EN LOS INGRESOS

El consejero de Economía en funciones ha respondido a la pregunta de un periodista acerca de cuál ha sido el momento más duro al que ha debido hacer frente desde su cargo. Según ha explicado Aguirre, "lo más duro" se produjo, cuando, al llegar al Departamento de Economía, descubrió "el boquete brutal" que existía en los ingresos de las arcas públicas.

Esta situación, tal como ha asegurado, le llevó incluso a "no dormir" ante la preocupación que le generó el hecho de "tener que endeudarnos a la vuelta del primer verano" del Ejecutivo de Patxi López.

Respecto a las advertencias del PNV sobre la supuesta "quiebra" financiera del Gobierno, ha explicado que le causaron "perplejidad", tras lo que ha asegurado que las cifras que publicará el Tribunal Vasco de Cuentas Públicas demostrarán que esto no es así "ni de lejos".

Por otra parte, ha reiterado que el Gobierno dispone de "margen más que suficiente" para cumplir sus objetivos de reducción del déficit para este año de forma "casi holgada".

El consejero de Economía en funciones ha criticado "la desproporcionada política de ajustes" del Gobierno central, sobre la que ha denunciado que ha situado a la economía española "a la cola" de Europa en materia de crecimiento económico.

Aunque ha destacado "la esperanza" que supone el hecho de que las empresas vascas no hayan perdido competitividad en los mercados internacionales, ha lanzado "una alerta" sobre la importancia de que se acabe con el problema de la financiación. Además, ha insistido en la necesidad de que las industrias vascas se abran al mercado de países emergentes, especialmente de América Latina.