AMP.- Díaz Ferrán guardaba un kilo de oro y 150.000 euros en su casa, Cabo 400.000 y otra detenida más de un millón

La Policía también ha intervenido varios coches de alta gama pertenecientes a las empresas de los detenidos en la 'Operación Crucero'


MADRID, 03 (EUROPA PRESS)

La Policía ha encontrado un kilo de oro y 150.000 euros en metálico en el registro practicado en la casa del ex presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán; 400.000 euros en el domicilio del empresario valenciano Ángel De Cabo y más de un millón de euros, también en metálico, en el domicilio de otra de las detenidas, Susana Mora, quien ejercía como secretaria de uno de otro arrestado, han informado a Europa Press fuentes de la investigación.

Según la cotización actual del oro, la cantidad de ese metal precioso encontrada en el domicilio de Díaz Ferrán estaría valorada en torno a los 60.000 euros. Además, los agentes han intervenido varios coches de alta gama pertenecientes a las empresas de los detenidos en el marco de la 'Operación Crucero', según las mismas fuentes consultadas.

En total han sido detenidas nueve personas entre Madrid y Valencia a los que se les acusa de haber cometido presuntamente delitos relacionados con el alzamiento de bienes, blanqueo de capitales e insolvencia punible, entre otros. La Policía no descarta además nuevos arrestos.

En el marco de estas detenciones se han llevado a cabo ocho registros tanto en los domicilios particulares de los arrestados como en domicilios sociales de empresas.

Además de Díaz Ferrán y el empresario valenciano Ángel De Cabo, también ha sido arrestado el empresario Iván Losada Castell, consejero delegado de Nueva Rumasa y colaborador en Posibilitum de De Cabo. La Policía también ha detenido a Susana Mora, quien actuaba como secretaria de Losada --según fuentes de la investigación-- a su cuñado Teodoro Garrido y los testaferros de De Cabo, Rafael Tormo, Antonio García Carmelo José E. G.; Antonio G.E., y José Enrique P.M.

Esta operación parte de la investigación iniciada a partir de la querella presentada por AC Hoteles, Meliá, Pullmantur y el grupo Orizonia contra los antiguos propietarios de la agencia de viajes Marsans, Gerardo Díaz Ferrán y el fallecido Gonzalo Pascual, Ángel de Cabo, y la empresa Possibilitum.