Amigo recuerda a la Duquesa de Alba como una "noble por herencia y muy noble de corazón"

Uno de los momentos del funeral por la duquesa de Alba

El cardenal y arzobispo emérito Carlos Amigo Vallejo, encargado de presidir la misa funeral de la Duquesa de Alba, la ha definido durante su homilía como "una noble por herencia y noble, muy noble, de corazón".

Según ha dicho tras la lectura de una carta del Apóstol San Pablo, doña Cayetana podrá disfrutar ahora "de la eterna libertad de Dios" y de una "vida llena de nobleza y bondad", por lo que ha pedido al Señor que la acoja tras haber sido una persona "generosa y al servicio de los más necesitados".

"Sabía muy bien, qué elegancia, que de los pobres no se presume sino se les sirve y se les presta", ha ensalzado Amigo Vallejo, quien ha considerado que la duquesa, de "profundas convicciones cristianas", se va "en paz".

A Amigo Vallejo le acompañan en esta misa funeral el arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo; el deán de la Catedral de Sevilla, Teodoro León; y otros cuatro sacerdotes, entre los que se encuentra Ignacio Sánchez Dalp, amigo personal de la familia.


 

Noticias relacionadas