Amanda Knox tilda de "injusta" la condena a 28 años por el asesinato de su compañera de piso

La ciudadana estadounidense Amanda Knox ha tildado de "injusta" la condena decretada por un tribunal italiano contra ella y su exnovio Rafael Sollecito a 28 años y medio de cárcel por el asesinato de su compañera de piso, Meredith Kercher, en 2007.

"Después de que se me declarara inocente, esperaba algo mejor del sistema de justicia italiano. Las pruebas y la teoría acusatoria no justifican un veredicto de culpablidad más allá de cualquier duda razonable", ha sostenido en un comunicado publicado por su portavoz. Las penas son mayores que las dictadas en primera instancia contra ambos y que quedaron revocadas en apelación.

La sentencia, sin embargo, no supondrá la entrada inmediata de ninguno de ellos en la cárcel, ya que la decisión final dependerá del Tribunal de Casación --la máxima instancia--. La abogada de Sollecito ha anunciado que recurrirá a esta corte, que ya ordenó anteriormente la repetición de todo el proceso por incongruencias.

Ambos acusados se han ausentado de la lectura del veredicto, aunque Sollecito sí había acudido previamente al tribunal acompañado de su padre, Francesco, que afirmó ante los periodistas que esta presencia suponía "una elección de valentía y respeto". El padre del acusado también mostró su "confianza en la justicia".

Knox, por su parte, permanece en Seattle, por lo que Italia debería solicitar ahora una orden de extradición, lo que puede plantear problemas debido a que las leyes estadounidenses prohíben que una persona pueda ser juzgada dos veces por el mismo delito.

La joven estadounidense se ha quedado "petrificada" al conocer la sentencia, según su abogado, que habló con ella inmediatamente después de la lectura del veredicto. Knox ha reiterado este jueves en varias entrevistas que no volverá a Italia por su propia voluntad.

La familia de Meredith Kercher ha asistido a la vista y ha recibido con cautela la sentencia. "No es momento de celebraciones", ha asegurado el hermano de la víctima, Lile, según informa 'Il Corriere della Sera'.

LARGO PROCESO

Knox es la principal acusada del delito de homicidio por la muerte en noviembre de 2007 de su compañera de piso, la británica Kercher, que apareció en el apartamento con 43 puñaladas. El italiano Sollecito, entonces novio de Amanda, también fue acusado de participar en el crimen.

La joven estadounidense ha reiterado en numerosas ocasiones su inocencia y ha asegurado que la noche del homicidio se encontraba con Sollecito en el apartamento del italiano fumando marihuana y viendo la película 'Amelie'.

El veredicto de este jueves, difundido por los jueces tras doce horas de deliberaciones, es el tercero que obtienen los principales acusados y llega después de que el Tribunal de Casación anulase en marzo la absolución de Knox y Sollecito y ordenase la repetición del juicio, que esta vez ha tenido lugar en Florencia.

En su resolución, el Tribunal de Casación aceptó el recurso interpuesto por el fiscal general, que argumento que los hechos presentados para la absolución de los sospechosos "no se sustentan".

La corte, sin embargo, rechazó el recurso de Knox contra su condena a tres años de prisión por calumnias a Patrick Lumumba, al que acusó de haber asesinado a Kercher. La estadounidense no tuvo que cumplir esta pena al haber permanecido cuatro años en prisión, dentro de los 26 años a los que fue condenada en primera instancia por un tribunal de Perugia, donde se cometió el asesinato.
 

Noticias relacionadas