Álvaro Beltrán, el reflejo de la luz convertida en proyectos

Álvaro Beltrán recibirá uno de los Premios La Alcazaba en su edición de este año, entre otras cosas por el trabajo desempeñado al frente de la empresa Onyx Solar, pero también por su amplia experiencia profesional a pesar de su juventud

Álvaro Beltrán es un emprendedor en serie, con una dilatada experiencia en gestión de empresas y en la dirección de equipos multidisciplinares, siendo un especialista en análisis y estudios de mercados de productos de base tecnológica.

 

Destaca su gran capacidad analítica para establecer metodologías sistemáticas de desarrollo de nuevos mercados, productos y servicios.

 

Se licenció en Administración de Empresas y poseé un Master en Marketing Internacional por la Manchester Metropolitan University.

 

En 2005, tras un análisis del mercado y de procesos del sector fotovoltaico, definió junto a Xiafeng Peng la estrategia de integración de la cadena de valor del sector, dando lugar a la fundación de una de las empresas líderes a nivel mundial: LDK Solar. Sólo dos años después, su valor en el Mercado continuo en el New York Stock Exchange supera los 4 Billones de USD (NYSE:LDK).

 

En el año 2006 recibe el Premio a la Empresa Exportadora otorgado por la Cámara Oficial de Comercio e Industria de Ávila. En el 2011 se alzan con el European Entrepreneurship Award y ese mismo año recibe, a título personal, el Premio Emprendedor XXI otorgado por La Caixa.

 

  1. ¿Qué ha supuesto para usted este reconocimiento?

 

Una gran satisfacción, como abulense de nacimiento que soy. Recibir un galardón en tu propia tierra por considerar que aporto mi granito de arena como embajador de ella es, cuanto menos, un honor.

 

  1. Conocía usted los premios de la Alcazaba

 

Sí. A pesar de ser una iniciativa local, son unos premios que llevan ya nueve ediciones y que han premiado anteriormente a castellanoleoneses ilustres de renombre como Adolfo Suárez o Vicente del Bosque.

 

  1. Cómo ejerce de “embajador” de Ávila

 

Pues humildemente, y a través de mi actividad empresarial en Onyx Solar. Afortunadamente, las cosas nos están yendo bien y los medios nacionales e internacionales se hacen eco de nosotros, ya sea por ejecución de proyectos o por galardones de este tipo. E inevitablemente el nombre de Ávila va siempre ligado a nuestra empresa; es donde la fundamos y es donde se encuentra su sede central.

 

  1. Cuáles son sus proyectos a medio y largo plazo

 

Nuestro objetivo es consolidar a Onyx Solar como la empresa referente en integración fotovoltaica en edificios (BIPV por sus siglas en inglés).

 

Ahora mismo estamos en la última fase de ejecución del que posiblemente sea nuestro proyecto más importante hasta el momento, un lucernario fotovoltaico para la nueva sede de la farmacéutica Novartis en Nueva Jersey (EE.UU.).

 

Pero además tenemos otros frentes abiertos - como un importante proyecto en Méjico para una reconocida marca a nivel mundial o varios proyectos de I+D a nivel europeo – que esperamos nos posiciones como el partner de confianza en el sector.

 

5. Como valoría su último año de trabajo

 

Muy positivamente. Hemos alcanzado los ambiciosos objetivos que nos propusimos para el ejercicio y notamos que somos un agente importante dentro de nuestro sector. Pero debemos continuar trabajando duro, siempre hay margen de mejora y a ello debemos aspirar.

 

  1. Onyx Solar es una empresa que “nació” en Ávila como está siendo el trabajo de externalización y cómo les están tratando en el resto del mundo

 

Onyx Solar es una empresa abulense pero que se concibió desde un principio para competir en un mercado global. Tenemos la convicción de que en un mundo globalizado las empresas deben ser capaces de ofrecer sus productos y servicios a todos los clientes y lugares.

 

Es lo que intentamos, y hasta el momento podemos decir que tenemos una valoración positiva, ya que hemos completado proyectos en Francia, China, Italia o Estados Unidos. Partiendo desde Ávila hemos llegado a abrir oficinas en Nueva York o Bogotá, e incluso hemos desarrollado un proyecto en Hawái, uno de los puntos más aislados del planeta. Así que creemos que podemos valorar favorablemente el trabajo de internacionalización y la acogida que nuestra empresa ha tenido en el exterior.