Alumnos del Colegio Milagrosa-Las Nieves disfrutan el arte de Gil de Siloé

Estudiantes de Historia del Arte de este centro han conocido la talla del Cristo crucificado que durante siglos has estado en una de las capillas del Monasterio de Santo Tomás, ahora atribuída a Gil de Siloé.

Los alumnos de 2º de Bachillerato del Colegio Milagrosa-Las Nieves que cursan la asignatura de Historia del Arte han tenido la ocasión de conocer, con motivo de las Jornadas Culturales que este centro ha celebrado durante jueves y viernes, uno de los últimos descubrimientos artísticos que contribuye a engrandecer el rico patrimonio artístico de nuestra ciudad.

 

De la mano del doctor Juan Antonio Sánchez, uno de los responsables de la investigación histórica que ha permitido atribuir la talla del Cristo crucificado que durante siglos ha estado en una de las capillas de la iglesia del Monasterio de Sato Tomás de Ávila al artista tardogótico Gil de Siloe, los alumnos pudieron adentrarse no solo en el apasionante proceso, casi detectivesco, del descubrimiento histórico-artístico, sino en una parte de la historia de nuestra ciudad y de uno de sus más emblemáticos monumentos: el Monasterio de Santo Tomás.

 

El hallazgo de la autoría se ha realizado a raíz de la restauración de la capilla conocida por el nombre de Santa Teresa de Jesús, en el contexto del V centenario del nacimiento de Santa Teresa, encargada por la orden dominica a la empresa Édolo, de cuyo informe histórico se encargó el doctor Juan Antonio Sánchez, y para quien la talla, realizada posiblemente en 1496 y que nos ha llegado "en un buen estado de conservación", mantiene  indudables paralelos con el crucifijo que preside el magnífico retablo que Siloe realizó para la Cartuja de Miraflores en Burgos.