Alumnos de la USAL podrán hacer sus prácticas en la Subdelegación de Gobierno de Ávila

Subdelegación del Gobierno.

Un convenio para la realización de prácticas formativas entre la Administración General del Estado y la Universidad de Salamanca (USAL) ha sido firmado recientemente, incorporándose de esta forma la Subdelegación del Gobierno a las instituciones de la provincia dispuestas a acoger estudiantes que deseen completar su formación académica, sumando de esta forma experiencias en diversas áreas administrativas.

 

Según lo establecido por las partes, entre la Subdelegación y los estudiantes en prácticas no existirá relación laboral alguna ni implicará para la Administración General del Estado la obligación de retribuirles económicamente. Asimismo, no supondrá la consideración de mérito para el acceso a la función pública ni serán computadas dichas prácticas a efectos de antigüedad o reconocimiento de servicios previos.

 

Se trata, por lo tanto, de posibilitar o complementar la formación en materias relacionadas con las expropiaciones forzosas; servicios jurídicos; asuntos generales y régimen interior; trabajo, inmigración y extranjería, así como con las actividades y competencias de la Unidad de Protección Civil. Todo ello con el objetivo de acercar los conocimientos universitarios a la realidad laboral y que suponga una experiencia enriquecedora en la preparación de los estudiantes, principalmente como futuros juristas.

 

Puntos del convenio

Las prácticas tendrán una duración máxima de 750 horas y van dirigidas a los alumnos de la USAL con más del 50% de créditos superados. Los periodos y horarios para realizarlas se compaginarán con el de la organización y funcionamiento de la Subdelegación.

 

En el convenio se acuerda también la existencia de la figura del tutor, tanto por parte de la Universidad de Salamanca como por la Subdelegación. El estudiante deberá conocer y cumplir el proyecto formativo de las prácticas, siguiendo las indicaciones del tutor asignado por la Administración en Ávila e, igualmente, las observaciones efectuadas por el nombrado en la USAL.

 

Quienes efectúen las prácticas estarán cubiertos sanitariamente por el seguro escolar o por otro de accidentes en dicho periodo, pero siempre a cargo de la Universidad de Salamanca.

 

Este convenio tiene una vigencia de cuatro años, aunque puede prorrogarse por otros tantos.

 

 

Noticias relacionadas