Alrededor de un centenar de personas exige el apoyo de las instituciones para poner en marcha el Abono E

Concentración en apoyo a la Plataforma por el Abono E de Ávila, en la Delegación de la Junta. / Foto: Antonio S. Sánchez

Aprovechando el día festivo en Madrid, alrededor de un centenar de personas se han concentrado a la puerta de la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León junto a miembros de la Plataforma por el Abono E de Ávila, para exigir el apoyo de las instituciones para la puesta en marcha de dicho abono, además de otra serie de reivindicaciones en las conexiones por transporte público con la Comunidad de Madrid.

Según han denunciado desde la Plataforma por el Abono E de Ávila, “la nueva concesionaria nos ha subido el precio diez euros, además de que tenemos que comprar una tarjeta que cuesta otros seis euros más que no sabemos si serán mensuales o sólo al principio, porque no nos dicen nada”, además de que han asegurado que “a cambio nos ofertan autobuses que no necesitamos, porque nosotros vamos tanto en la ida como en la vuelta dormidos, y no necesitamos wifi ni pantallas para ver películas, lo que queremos es un transporte digno, con unos horarios y unos precios dignos”.

 

La principal reivindicación de la plataforma hoy por hoy es la puesta en marcha de un abono similar al que funciona entre Madrid y Castilla-La Mancha, que es “unos 50 euros más barato que el que tenemos en Castilla y León” y que permita combinar autobuses y trenes, así como el desplazamiento en cualquier transporte dentro de la Comunidad madrileña. Esta medida, aseguran, afectaría en torno a 300 usuarios de mañana y de tarde de los autobuses, además de la gente que viaja en el tren, y que han sido apoyados por más de 10.000 firmas en las provincias de Ávila y Segovia -7.000 de ellas sólo en la provincia abulense-.

 

Además de esta reivindicación, destacan otras como que las instituciones faciliten la información en tiempo y forma sobre su situación; que se tenga en cuenta a los usuarios de los transportes públicos a la hora de realizar cambios en cuanto a servicios, precios de billetes, tipos de abonos, paradas, etc.; y que se tenga en cuenta que, como aseguran, “somos la segunda industria de Ávila atrayendo dinero de otra Comunidad a la nuestra”.

 

Por todo ello, han concluido, “porque queremos seguir viviendo en Ávila y porque los pocos que vienen de Madrid a trabajar aquí quieren seguir haciéndolo, solicitamos a nuestras instituciones que no nos dejen más aislados de lo que ya estamos, que procuren que esta sea una ciudad viva y no aletargada en el olvido político en el que nos vemos sumidos y que cuenten con nosotros, porque trabajan por y para nosotros, y no deberían olvidarlo”, y han recordado que “no somos 300 personas, somos 300 familias que no sería bueno que nos fuéramos para la ciudad de Ávila”.

 

En la concentración los miembros de la Plataforma se han visto además apoyados por representantes de casi todos los grupos políticos de la ciudad, entre los que se encontraban PSOE, IU, UPyD, Ciudadanos, Trato Ciudadano y Podemos