Alonso, sobre su accidente: "No sabía dónde estaba, sólo veía el cielo por la posición"

"Estaba el 13º y de repente Kimi empezó a patinar, le empezamos a adelantar todos y perdió el coche hacia la izquierda, y ahí estaba yo", explicó.

 

ROSBERG TRIUNFA

 

El piloto alemán Nico Rosberg (Mercedes) se ha proclamado este domingo vencedor del Gran Premio de Austria, octava cita del calendario de la Fórmula 1, por delante de su compañero de equipo Lewis Hamilton, segundo, y del piloto brasileño Felipe Massa (Williams), tercero, mientras que los españoles Fernando Alonso (McLaren-Honda) y Carlos Sainz (Toro Rosso) abandonaron y Roberto Merhi (Manor) acabó en la decimocuarta posición.

  

Así las cosas, Rosberg ha logrado la tercera victoria de la presente temporada, tras el triunfo de Hamilton en el último Gran Premio celebrado en Canadá, y sigue la pista de su compañero de escudería, en un fin de semana en el que el germano salió victorioso gracias a una gran salida con la que se colocó líder en la primera curva y a una sanción de cinco segundos al piloto británico por cruzar la línea blanca en la salida del 'pit lane'.

  

Solo existió, como viene sucediendo en las últimas fechas, un único color sobre el asfalto del Red Bull Ring, un circuito levantado con la inversión de Mateschitz (dueño de la marca de bebidas energéticas). El plata de Mercedes dominó la sesión.

 

El piloto español Fernando Alonso (McLaren), que ha abandonado el Gran Premio de Austria tras un choque con el finlandés Kimi Raikkonen (Ferrari), ha asegurado que no se enteró de que tenía un coche por debajo hasta que dejó de moverse, y ha afirmado que su primer impulso fue "salir rápido para ver si estaba bien", además de lamentar el accidente y reconocer que los test de la próxima semana serán "cruciales".

  

"Cuando estaba arriba, no sabía dónde estaba, sólo veía el cielo por la posición. Cuando vi que teníamos un Ferrari por debajo intente salir rápido del coche para ver si estaba bien. Me quedé más tranquilo cuando vi que quitaba el volante", declaró ante los medios tras su abandono. "Pensé que yo estaba solo. Cuando paramos de chocar, vi que en el retrovisor había una mancha roja e intenté ver al piloto que estaba fuera", añadió.

  

El asturiano relató los detalles del incidente. "Estaba el 13º y de repente Kimi empezó a patinar, le empezamos a adelantar todos y perdió el coche hacia la izquierda, y ahí estaba yo", explicó.

  

"Salió en la curva 2 patinando muchísimo. De las duras a las superblandas -neumáticos- había muchísima diferencia. Los íbamos pasando todos. Yo iba por la izquierda, hasta que perdió el coche más de la cuenta y justo yo estaba ahí y nos fuimos los dos contra el muro. Fue un poco raro. Si te arrolla uno, puede pasar, pero que patinen los coches en cuarta o quinta marcha... Le pasó a él y yo estaba en el sitio equivocado", prosiguió.

  

Además, el bicampeón del mundo de Fórmula 1 afirmó que fue examinado por los médicos del circuito, pero que se encuentra perfectamente. "Fui al centro médico por la alarma que salta en el coche. Tuve 34 G'S y fui por precaución -el límite es de 15-", indicó.

  

"El motor esta nuevo. Iba a ser una carrera en la que íbamos a rodar los últimos y no pudimos tener ninguna vuelta. No iba a tener comparación. Ha sido un fin de semana malo en cuanto a información y en cuanto a resultados, íbamos a sacrificarlos. Los test de esta semana son cruciales", subrayó.

  

Por último, aseguró que todavía disponen de otro morro para su monoplaza. "Hay otro morro, así que por eso no habría ningún problema. De algunas de las piezas lo mismo no hay más para el test. El morro sí va a estar", concluyó.