Alonso salva el día en el resurgir de Hamilton

 

El piloto inglés Lewis Hamilton (McLaren-Mercedes) volvió a saborear una victoria en el Mundial de Fórmula 1 tras imponerse este domingo en el Gran Premio de Hungría, undécima prueba del calendario y de la que Fernando Alonso (Ferrari) sale como líder tras salvar una complicada carrera.

El campeón del mundo de 2008, salvo en unos compases de la carrera, dominó de principio a fin en Hungaroring, donde sumó su tercer triunfo tras los de 2007 y 2010 y el segundo de la temporada, tras el conquistado en Canadá, mientras que el asturiano supo controlar a Jenson Button (McLaren-Mercedes) y Mark Webber (Red Bull) para sumar puntos valiosos después de un fin de semana complicado.

Y es que el bicampeón del mundo no pudo en esta ocasión sacarle el mayor partido a su 'F2102' y después de tres podios consecutivos, con dos triunfos y un segundo puesto, se tuvo que conformar con la quinta plaza, aunque sigue en el liderato con 40 puntos de renta sobre Webber, al que superó en pista como era su objetivo primordial, y además el otro 'RB8', el de Sebastian Vettel, sólo pudo ser cuarto.

De todos modos, el piloto ovetense sumó su vigesimotercer Gran Premio puntuando, por lo que se queda a uno de igualar el récord de Michael Schumacher con 24, y ahora tendrá tiempo de descansar hasta finales de agosto cuando el 'gran circo' vuelva en Bélgica.

Tras un amago de salida debido a la parada repentina del Mercedes de Michael Schumacher, en la buena, Hamilton se escapó, y únicamente Grosjean fue capaz de intentar seguir la estela del mejor coche del fin de semana.

Por detrás, Button y Vettel comenzaban un nuevo duelo por el podio, mientras que Alonso superaba a Raikkonen, y se situaba quinto, pero no lograba despegarse en exceso del Lotus del campeón del mundo de 2007, que tampoco encontraba el sitio para adelantar en el complicado trazado de Hungaroring.

Y es que los Lotus funcionaron a un nivel sensacional, y estuvieron a la altura del McLaren de Hamilton, que supo defender su plaza en la primera parada ante el acoso del francés, para continuar liderando la carrera, aunque por momento su perseguidor se acercaba peligrosamente.

Por su parte, el primer paso por 'boxes' no fue positivo para el asturiano, que quedó por detrás de Sergio Pérez (Sauber). El mexicano no dio facilidades en un circuito donde adelantar es muy complicado, y ralentizó al 'F2012'. Eso hizo que 'Ice Man' le superase en el 'pit lane', y que Webber se le acercase de forma excesiva.

El ovetense intentó controlar en todo momento a su por ahora máximo rival en el Mundial, intentando hacer bueno su mensaje del sábado de que el objetivo era acabar por delante del oceánico, con una estrategia distinta por su mala calificación, pero cuya gran salida le había permitido remontar muchos puestos.

Hamilton seguía controlando a los Lotus, con un Raikkonen a un gran rimo y situándose líder pasado el ecuador del Gran Premio, en el que Alonso, aprovechando las entradas de todos, era podio provisional (tercero). El baile en 'boxes' perjudicaba a Button en su duelo con Vettel, rezagando al inglés y dejando al germano por detrás del finlandés, el campeón del mundo de 2008 y Grosjean. El ovetense hacía su segunda parada, y salía por detrás del 'RB8' de Webber, aunque a este le restaba una parada más.

Raikkonen amenza a Hamilton

Raikkonen tiraba a gran ritmo en busca de abrir la brecha necesaria para mantener su privilegiado puesto o quedarse bien colocado. Su máximo riesgo le hizo tocarse con su compañero Grosjean a la salida del 'pit lane', con Hamilton recuperando el mando de la carrera por delante de los dos 'E20'.

El objetivo de Alonso era la quinta plaza, la máxima a la que podía optar salvo que alguna 'ayuda' en forma de avería le echase una mano para subir puestos, pero sin perder de vista a un Button que había perdido sus opciones de podio en la parada y que intentaba dar caza al español como hace una semana en Hockenheim, pero por otros objetivos.

Webber intentaba coger distancia, pero su tercera parada le relegaba por detrás del español y el inglés.

Por delante, Hamilton veía por momentos peligros su sólido liderato ante Raikkonen, pero el inglés mantuvo la calma y consiguió estabilizar la diferencia para lograr la victoria con cierta comodidad, con Grosjean firmando el doblete en el podio húngaro para Lotus. Vettel finalizaba cuarto tras un susto en forma de tercera inesperada y veloz parada, que le situó por poco delante de un Fernando Alonso, que buscó un adelantamiento antes de ver como el germano se volvía a escapar.