Alicia García destaca la importancia del plan de promoción del turismo rural

La consejera de Cultura y Turismo ha asegurado que desde Castilla y León "se ha trabajado y se continuará trabajando intensamente para posibilitar este plan y para poder dar el salto al exterior que el turismo rural necesita".

La consejera de Cultura y Turismo ha participado en el Burgo de Osma, Soria, en la presentación por parte del ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, del Plan de turismo rural 2014. Alicia García ha valorado la creación de un plan especial de promoción del turismo rural y ha considerado acertada la decisión de presentarlo en Castilla y León debido al liderazgo de la Comunidad en España en turismo rural y por el trabajo realizado para hacer posible la promoción internacional del turismo rural y la elaboración de este plan.

 

La consejera de Cultura y Turismo ha señalado que Castilla y León ha puesto un interés especial en este plan ya que los beneficios que va a reportar al turismo rural de la Comunidad van a ser numerosos. Se trata de un documento que en su planteamiento estratégico coincide plenamente con la estrategia de internacionalización turística de la Junta de Castilla y León.

 

La comercialización exterior exige una adecuada clasificación de los alojamientos en función del nivel de sus servicios, instalaciones y equipamientos por lo que el hecho de ser la primera Comunidad en regular esta categorización de alojamientos, coloca a Castilla y León en una situación de privilegio para optimizar los resultados de este Plan internacional de promoción. En este sentido, Alicia García ha asegurado que dicho plan resulta especialmente beneficioso para Castilla y León ya que va a impulsar uno de los principales objetivos estratégicos de la Consejería de Cultura y Turismo como es la internacionalización turística, especialmente en mercados definidos como prioritarios por el Plan de marketing turístico de la Comunidad.

 

García ha insistido en que todo lo que se haga por impulsar la internacionalización del turismo rural será beneficioso, ya que la evolución este tipo de turismo en los últimos años ha estado totalmente condicionada por el consumo interno del mercado nacional. La consejera también ha señalado que las administraciones y los empresarios van a tener que realizar un gran esfuerzo por adaptar este producto a las exigencias del mercado internacional. Aun así, se trata de un producto que se adapta perfectamente a una demanda internacional que exige servicios singulares y de calidad y el turismo rural tiene un enorme potencial de crecimiento en aquellos países cuyos turistas buscan destinos alternativos al modelo de sol y playa, con una amplia oferta cultural, de naturaleza, patrimonial o gastronómica respecto a las que Castilla y León ocupa posiciones de liderazgo.

 

La consejera de Cultura y Turismo ha agradecido la sensibilidad del Ministerio de Industria, Energía y Turismo respecto al impulso que desde Castilla y León se ha dado al turismo de interior con el fin de mejorar la diversificación de la oferta y la desestacionalización de la demanda turística en el conjunto de España.

 

Trabajo previo hasta llegar a este Plan

Respecto al trabajo previo realizado por Castilla y León para la elaboración del Plan de promoción internacional de turismo rural, Alicia García ha asegurado que desde la Comunidad se ha llevado a cabo una intensa labor de coordinación e impulso de la oferta turística de interior en España, gracias a la cual se consiguió presentar un documento conjunto entre varias comunidades autónomas de interior con aportaciones para la elaboración del Plan nacional e integral de turismo (PNIT). Muchas de estas propuestas fueron recogidas en el texto final de este Plan nacional.

 

Entre esas medidas hay una que hace posible la presentación hoy de este Plan de promoción internacional de turismo rural: la armonización de la legislación de las comunidades autónomas sobre alojamientos rurales. Cuando se aprobó el Plan nacional e integral de turismo, en el que se incluía la medida de fomentar la adopción de sistemas de clasificación y categorización homogéneos entre las comunidades autónomas para los alojamientos de turismo rural, Castilla y León cogió el guante y lideró, junto con La Rioja, el grupo de trabajo que se preveía en ese Plan nacional para llevar a cabo esta acción.

 

A raíz de ese trabajo fue posible presentar, en la Conferencia Sectorial de Turismo del 8 de abril del pasado año, un documento de consenso para homogenizar el desarrollo legislativo de las comunidades autónomas en materia de turismo rural, que fue aprobado por el resto de comunidades. De esta forma, se ha llegado a un alto nivel de consenso en los elementos básicos para la comercialización del turismo rural como son las tipologías de los alojamientos y su categorización, los criterios de valoración para dicha categorización y la simbología única.

 

Las ventajas que esta armonización de normativa autonómica va a reportar al turismo rural son diversas: para la comercialización de este producto turístico, sobre todo para la creación de paquetes turísticos y para la comercialización online; para eliminar la enorme dispersión de tipologías y simbologías y contribuir a elevar la confianza del cliente en la oferta, y por último, la posibilidad de lograr la internacionalización del turismo rural a través de acciones promocionales concretas en torno a un producto diferenciable e identificable con criterios únicos y homogéneos.

 

Primer decreto de turismo rural de España

Este consenso tiene ya su primer reflejo a nivel normativo en el decreto aprobado en noviembre de 2013 por el que se regulan los establecimientos de alojamiento de turismo rural en la Comunidad, decreto que se ha elaborado de conformidad con ese documento de consenso de homogeneización en el desarrollo normativo de todas las comunidades autónomas. En él se incorporan novedades significativas que van a promover la calidad y la excelencia del turismo, a favorecer la iniciativa, innovación y competitividad del tejido turístico empresarial y a elevar la confianza del cliente en la oferta. Con este decreto, Castilla y León continúa siendo la referencia del turismo rural en España.

 

Otras acciones que complementarán al plan desde Castilla y León

Alicia García se ha referido a que, durante 2014, la Consejería de Cultura y Turismo continuará aplicando su estrategia turística también al turismo rural, fomentando, siempre bajo el prisma de la colaboración público-privada, la creación de producto turístico, la formación y reciclaje continuo de los promotores de turismo rural, así como la promoción, la comercialización y la internacionalización del turismo rural. En este sentido se intensificará la colaboración con el sector para facilitar la aplicación de la categorización de los establecimientos de turismo rural y se continuará dando preferencia a la promoción y comercialización del turismo rural.

 

Además, García ha anunciado que el Plan de promoción Internacional del turismo rural presentado por el Ministerio tendrá su complemento desde Castilla y León con diferentes acciones. Entre ellas, promociones especiales en el mercado nacional de turismo rural sobre la base de eventos concretos o temáticos que lo conviertan en un turismo experiencial; intensificación de la promoción en el mercado nacional a través de promociones específicas de alojamientos rurales vinculados a actividades complementarias, en la línea de los ‘packs de aventura’ que se vienen realizando en colaboración con el sector; presencia en bolsas de contratación de ferias internacionales especializadas en naturaleza en las que se promociona este producto asociado al turismo rural y en las que se cuenta con la colaboración de empresarios de Castilla y León; apuesta por los mercados de contratación de servicios turísticos relacionados con el turismo rural, activo y de naturaleza, con la presencia de operadores y agencias nacionales e internacionales; impulso a la realización en la Comunidad de acciones comerciales nacionales, organizadas en colaboración con Turespaña, específicas sobre turismo rural para agentes y turoperadores de alguno de nuestros mercados exteriores prioritarios; organización de viajes de familiarización para conocer los recursos del turismo rural de Castilla y León, destinados tanto para operadores como para medios de comunicación y prescriptores; continuidad en los convenios con las asociaciones empresariales del medio rural para la realización de nuevas acciones de promoción y comercialización; impulso a la marca Posadas Reales como referencia de calidad de este sector, o potenciación, en colaboración con los empresarios, de nuevos puntos activos como herramienta para articular una oferta conjunta de estancia y actividades para dar el mayor contenido posible a nuestra oferta de turismo rural.

 

Por otro lado, desde la Consejería de Cultura y Turismo se continuará con el impulso a la calidad del turismo rural de Castilla y León por medio de la formación turística a través del Plan bianual de formación del sector turístico y se fomentará la calidad mediante una línea de ayudas a los empresarios turísticos, a la que también podrán acogerse los de turismo rural, que buscará apoyar la consecución de certificados de calidad, la comercialización, la accesibilidad y la sostenibilidad de los establecimientos de alojamiento.