Alianza de Administraciones para depurar el 95% de las aguas de la provincia de Ávila

El consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Antonio Silván, acompañado del presidente de la Diputación de Ávila, Agustín González, y de los alcaldes de La Adrada, Sotillo de la Adrada, Casillas y Santa María del Tiétar, ha presentado este miércoles los proyectos de depuración de las aguas residuales de estas localidades, dos depuradoras que se licitarán en octubre y beneficiarán a más de 24.000 personas

Silván ha presentado ha presentado los proyectos de depuración de las aguas residuales de estas cuatro localidades y la solución dada para atajar el problema de la calidad de aguas en la zona. La solución técnica que se ha puesto en marcha consiste en la ejecución de dos proyectos por un importe global de 10,3 millones de euros que darán servicio a una población equivalente de 24.093 personas.

 

Tal y como ya informara el presidente de la Diputación tras la última Junta de Gobierno Provincial, la actuación estará financiada al 86% por la Junta de Castilla y León, mientras que los municipios afectados sufragarán el 11% y la Diputación el 3% restante.

 

Así, el convenio firmado contempla una nueva estación depuradora de aguas residuales (EDAR) para los municipios de Sotillo de la Adrada, Casillas y Santa María de Tiétar que incluye colectores interceptores para las urbanizaciones de Santa María del Tiétar, su núcleo urbano, las localidades de Casillas y Sotillo de la Adrada y el polígono industrial de esta última localidad atendiendo a una población equivalente de 14.835 habitantes.

 

El caudal previsto asciende a 158,61 metros cúbicos por hora con una inversión global de 5.560.936 euros, de los que la Diputación Provincial aporta el 3 %, los tres ayuntamientos aportan el 11 % de forma diferida durante la explotación de la depuradora y el resto de la inversión necesaria es aportada por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente. El plazo de ejecución es de 14 meses y está prevista la licitación en octubre.

 

En el caso de La Adrada, se contempla una nueva EDAR y colectores interceptores de los diversos puntos de vertido del núcleo de la localidad así como la urbanización La Cabaña atendiendo a una población equivalente de 9.258 habitantes. El caudal previsto asciende a 137,15 metros cúbicos por hora con una inversión global de 4.750.000 euros de los que la Diputación de Ávila aporta el 3 %, el Ayuntamiento de La Adrada el 11 % de forma diferida durante la explotación y el resto será aportado por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente. Está prevista la licitación en el mes de octubre y el plazo de ejecución de la obra es de 14 meses.

 

Según ha indicado Antonio Silván, las 17 depuradoras que funcionan en la provincia actualmente permiten depurar el 89% de las aguas residuales, cifra que ascenderá a casi el 95% tras esta actuación.

 

El presidente de la Diputación Provincial, Agustín González, por su parte, ha subrayado lo necesario de esta actuación para los municipios afectados así como el trabajo conjunto de las distintas Administraciones, y ha agradecido la implicación del Gobierno Regional.

 

En representación de los cuatro municipios ha tomado la palabra el alcalde de Sotillo de la Adrada, Juan Pablo Martín, que ha señalado que la actuación firmada "viene a solucionar un problema de nuestros pueblos de hace décadas". Martín ha señalado que desde las administraciones locales están "satisfachos porque estamos dando solución a muy largo plazo a nuestros municipios".

 

En este sentido, Juan Pablo Martín ha apostado por "tener altura de miras y olvidar las diferencias políticas en favor de la lealtad institucional y un proyecto de futuro".

Noticias relacionadas