Alfonso Guerra dejó el Congreso con 60.282 euros en el banco, dos casas y un Audi

Los diputados aplauden a Alfonso Guerra

El presidente de la Fundación Pablo Iglesias, Alfonso Guerra, que el pasado mes de enero formalizó su baja como diputado tras 37 años ininterrumpidos en el Congreso, ha dejado la política con 60.282 euros en diversas cuentas corrientes y siendo propietario de dos casas y de un Audi A3.

Tanto cuando llegan al Congreso como cuando dejan sus escaños, los parlamentarios deben registrar su declaración de bienes en la Cámara. En la que Guerra presentó con motivo de su marcha, recogida por Europa Press, el que fuera vicepresidente del Gobierno y vicesecretario general del PSOE informa de que tiene ahorrados 60.282 euros frente a los 16.979 que decía tener en varias cuentas corrientes al inicio de la legislatura.

Y es que sus ingresos aumentaron en estos años. Si en noviembre de 2011 declaró haber cobrado 15.800 euros por conferencias y artículos, en su última declaración comunica 9.790 por este concepto más 52.772 por derechos de autor, derivados principalmente de la tercera entrega de sus memorias, publicadas en 2013 bajo el título 'Una página difícil de arrancar'. Ese aumento de ingresos le llevó a pagar 55.561 euros de IRPF en 2013, frente a los 23.821 que abonó en 2010.

CAMBIÓ DE COCHE

Durante su última legislatura en el Congreso su patrimonio inmobiliario no ha variado: mantiene dos viviendas urbanas, una en Sevilla, que adquirió en 1982, y otra en Cádiz comprada en 1993 por su esposa, con la que declara en régimen de gananciales. Las dos están pagadas y Guerra no informa de ningún tipo de deuda bancaria.

Además, en 2006 adquirió un Renault Megane que ahora ha desaparecido de su declaración de bienes, en la que figura la compra en 2013 de un Audi A3.

También ha tenido que registrar una declaración de bienes por marcharse del Congreso el exministro de Trabajo Valeriano Gómez. En la misma consta que en 2014 cobró un total de 25.596 euros de la Fundación Ortega-Marañón (en cuya página web Gómez figura como patrono del Instituto Universitario Ortega y Gasset) y 4.597 euros de rendimiento de productos financieros. En 2011 había informado de que acumulaba obligaciones del Estado por valor de 65.000 euros y que le proporcionaron 1.146 euros.

SE MUDÓ DE CASA

En 2013, Gómez pagó 39.149 euros de IRPF, frente a los 36.346 que abonó en 2010. En los últimos tres años el saldo de sus cuentas y depósitos ha pasado de 2.150 euros a 375.000. En mayo de 2012 vendió la vivienda unifamiliar que tenía en Madrid desde 1995 y que había adquirido por 344.478 euros, y ese mismo año se compró un piso en la sierra madrileña por 114.142 euros. Desde entonces tiene un crédito hipotecario de 210.000 euros de los que aún le quedan por pagar 75.625, y el 50% de una póliza de 12.000 euros.

Su 'parque móvil' no ha variado con su paso por el Congreso y sigue teniendo los dos Volvo de distinto modelo que adquirió el mismo día de 2007.

VIERA VENDIÓ UN INMUEBLE

Por su parte, el diputado por Sevilla José Antonio Viera, uno de los parlamentarios 'preimputados' por la jueza Mercedes Alaya, que investiga los ERE fraudulentos en Andalucía, ha actualizado su declaración de bienes.

Si en marzo de 2012 ya informó de que preveía ingresar 56.000 euros al año por el alquiler una vivienda en Coria del Río (Sevilla), ahora comunica que ese contrato se extinguió en enero de 2013 y que finalmente, en agosto de 2014, vendió esa casa. Un mes después liquidó dos préstamos hipotecarios que tenía en Ibercaja.