Alemania gana como Alemania

Schuerrle, autor del primer gol alemán

La versión efectiva de los de Loew derrota a una Argelia que mereció mejor suerte.

 

FICHA TÉCNICA.

ALEMANIA: Neuer; Hoewedes, Boateng, Mertesacker, Mustafi (Khedira, min. 70); Schweinsteiger (Kramer, min. 109), Lahm, Kroos, Ozil, Goetze (Schuerrle, min. 46); y Mueller.

ARGELIA: Rais; Belkalem, Halliche (Bougherra, min. 97), Ghoulam, Mandi; Lacen, Feghouli, Taider (Brahimi, min. 78), Mostefa; Slimani y Soudani (Djabou, min. 100).

-GOLES.

1-0, min. 92: Schuerrle, de tacón.

2-0, min. 120: Ozil.

2-1, min. 120+: Djabou.

ÁRBITRO: Sandro Ricci (Bra). Amonestó a Lahm (min. 107) y a Halliche (min. 42).

ESTADIO: Beira Río (Porto Alegre). 42.000 espectadores.

Alemania se enfrentará a Francia en los cuartos de final del Mundial de Brasil, con una versión más efectiva que brillante y en la que un solitario gol de Schuerrle y otro postrero de Ozil en la prórroga le fueron suficiente para derrotar (2-1) en los cuartos de final en el Beira Río de Porto Alegre a una Argelia que mereció mejor suerte por la valentía de su fútbol.

Alemanes y franceses medirán así el potencial del fútbol del Viejo Continente, atizado en una primera fase del torneo en la que España, Inglaterra e Italia no pasaron la criba, el próximo viernes 4 de julio en el mítico Maracaná de Río de Janeiro, con el premio de una plaza en las semifinales.

Joachim Loew tuvo que recomponer el puzzle de su defensa y centro del campo para asaltar los cuartos del Mundial. Con Mats Hummels enfermo la zaga alemana estaba integrada por Hoewedes, Boateng, Mertesacker y Mustafi. Schweinsteiger entró por Khedira y Lahm dejó el lateral para ocupar el mediocentro como en el Bayern de Guardiola.

Las piezas, sin embargo, tardaron cerca de 40 minutos en encajar en lugar exacto, pues hasta entonces el dominio y las ocasiones eran de una Argelia presionante, osada y que encontraba una autovía por la banda izquierda de Mustafi, en la que Slimani y Ghoulam eran un tormento continuo.

Una internada del jugador del Valencia Sofiane Feghouli fue el anticipo del gol anulado por fuera de juego a Slimani y un disparo Ghoulam que se marchó fuera por poco de la portería de un hiperactivo Neuer, quien tuvo que salir varias veces de su área para neutralizar la ofensiva de los africanos.

Argelia fue mejor en tres cuartos de la primera parte por su juego por las bandas frente a un rival irreconocible, nada que ver con esa Alemania que goleó (4-0) en su debú en el campeonato frente a la Portugal de Cristiano Ronaldo.

No obstante, los de Loew se desmelenaron en los minutos previos al descanso, en los que con sendos disparos lejanos -ante la imposibilidad de combinar como acostumbra- de Goetze y Kroos, supuestamente pretendido por el Real Madrid, pusieron cerco a la portería de Rais.

MÁS VELOZ Y VERTICAL

Loew recompuso su esquema con la entrada de Andre Schuerrle por Goetze en el inicio de la segunda parte, en la que Alemania era ya más veloz, más vertical y sumaba ya ocasiones con un disparo del propio Schuerrle y un cabezazo de Mustafi para poder tomar la delantera y acercarse al objetivo de los cuartos.

Lahm tuvo que recuperar su posición natural en el lateral por la lesión de Mustafi y Khedira ocupó su lugar en el centro del campo alemán, que acumulaba más posesión, pero no acababa por producir ocasiones de gol ante una Argelia que daba síntomas de cansancio, aunque proyectaba una inmensa sensación de peligro a la contra.

En el tramo final, el tanto definitivo pudo estar en un centro preciso de Khedira desde la banda derecha a Mueller o en un disparo con el exterior del propio delantero del Bayern de Múnich. También en otro testarazo de Schweinsteiger ya en el minuto 90.

Éste llegó en la prórroga en un taconazo en semifallo del mejor jugador del partido, Schuerrle, asistido por ese gigante con aspecto de torpón que llena de una inmensa calidad sus 186 centímetros, Mueller, que esta noche no marcó, pero que enseñó el camino a Alemania para acercarse a las semifinales de Sudáfrica 2010.

Ozil anotó ya casi con el tiempo cumplido un gol que parecía sentenciar a Argelia, que no se dio por vencida y que recortaría la desventaja un minuto después tras conectar con su bota Djabou y salvar la honra de los 'Zorros del Desierto', esta noche un canto al fútbol derrocado por la acostumbrada efectividad alemana.