Alejandro Sanz despide Madrid 'cumpliendo su sueño'

Alejandro Sanz

David Bisbal fue una de las grandes sorpresas de la noche.

Alejandro Sanz puso anoche el broche de oro a sus tres días de conciertos en Madrid. El cantante viaja ahora a sus próximas citas que le llevarán al Palau Sant Jordi de Barcelona (16 y 17 de septiembre), a Bilbao el 19, a Málaga el 22, Granada el 24 y finalmente Sevilla el 26 de septiembre.

 

Una gira de auténtico vértigo en el que el público de Alejandro Sanz ha podido disfrutar de lo mejor de él. Anoche, el coach de La Voz quiso despedirse por todo lo alto. Entregado a su público, dio las gracias a los asistentes: "Este concierto va por ustedes". Si en su primer concierto del martes en el Barclaycard Center se mostró mucho más rebelde: "Me gustas despeinadita..." esta vez quiso mostrar su lado más sentimental.

 

Tras interpretar sus temas más actuales del disco Sirope, llegó el momento de la sorpresa de la noche con David Bisbal. El almeriense se subió al escenario para cantar Amiga mia, Mi soledad y yo, y Ella recordando en esta a su hija Ella que estaba con Elena Tablada entre el público.

 

También hubo un recuerdo para Paco de Lucía, gran amigo de Alejandro Sanz, al que le dedicó La música no se nota y para Irene, una persona muy importante en la vida de Alejandro que "ahora me mira desde el cielo" para la que reservó Looking for paradise.

 

Para terminar las dos horas de concierto el público pudo leer en las pantallas del estadio "y mi sueño era estar hoy aquí con vosotros", un deseo que cumplió y con el que hizo soñar a todos los fans que le acompañaron en su último concierto en Madrid.