Alberto Galindo y Ana Isabel Gutiérrez se llevaron el Pavo

Ver album

Los atletas abulenses Alberto Galindo y Ana Isabel Gutiérrez Arribas se han proclamado este lunes vencedores de la tradicional Carrera del Pavo que cada 31 de diciembre organiza la Asociación de Vecinos Zona Norte-El Seminario y que ha transcurrido por las calles del barrio

En la categoría masculina absoluta la carrera estuvo disputada hasta el comienzo de la segunda y última vuelta al circuito urbano de 3 kilómetros, en la que los favoritos comenzaron a aumentar el ritmo hasta que el atleta del Capol Alberto Galindo cruzaba la meta de la Avenida de la Inmaculada seguido de Pablo Rodríguez Martín en segunda posición y Luis Miguel Sánchez Blanco, tercero, ambos del club Puente Romanillos.

 

A pesar de su victoria, Galindo ha reconocido tras la prueba que no se había encontrado demasiado bien ya que no acaba de recuperarse de una lesión.

 

En la carrera absoluta femenina el corte se hizo rápido y en el primer paso por meta las tres favoritas ya iban distanciadas. En la segunda vuelta la que más fuerzas tuvo fue Ana Isabel Gutiérrez Arribas, del club At. Bidezabal, que cruzó la meta en primera posición seguida de Yolanda Vázquez, del Puente Romanillos, y María Pilar Álvarez Barquita, del Ecosport.

 

Al igual que el vencedor de la categoría masculina, Ana Isabel Gutiérrez no se ha mostrado conforme con las sensaciones obtenidas durante la carrera ya que ha estado parada durante las últimas semanas. La atleta abulense ha confesado que "cada vez me resulta más difícil compaginar trabajo, estudios y entrenamiento y tengo que pensar qué haré el año que viene".

 

Más de medio millar de corredores se han concentrado para la prueba más veterana del calendario de carreras populares abulense. En la categoría absoluta han perticipado 335 hombres y 63 mujeres, después de que más de 150 niños y niñas lo hicieran en las categorías inferiores.

 

El acontecimiento ha sido, como siempre, una fiesta del deporte en la que ha reinado el buen humor y a la que muchos corredores han aportado la alegría de los más variopintos disfraces y vestiduras.