Albert Rivera destaca en Ávila el papel de Suárez en la Transición

Albert Rivera. Foto: Javier Martín.

Ciudadanos ha celebrado este domingo en Ávila su Comité Ejecutivo Nacional, donde han debatido algunos puntos del programa con el que se van a presentar a las Generales y donde también han aprovechado para diseñar las estrategias a seguir durante la campaña electoral.

Encabezados por su líder nacional, Albert Rivera, la comitiva de Ciudadanos ha celebrado en Ávila una reunión de la Ejecutiva Nacional del partido, en la que han tratado algunos asuntos del programa electoral con el que se presentarán a las próximas elecciones del 20 de diciembre, y las estrategias a seguir de cara a la campaña electoral. Además, han aprovechado para departir sobre algunos asuntos de actualidad política como la situación de Cataluña. 

 

Preguntado por si se veía como el nuevo Adolfo Suárez, Rivera ha destacado la figura y el papel del ex presidente durante la Transición, aunque no ha querido compararse con él, porque "no tengo el nivel del presidente Suárez", y ha apostillado que "la situación es distinta".  

 

Por otro lado, ha avanzado que van a pedir el acta a Jesús Presencio, concejal de Valladolid, y ha anunciado que si no lo entrega, tomarán medidas disciplinarias. "Será el Comité de Garantías quien decida, pero no descartamos la expulsión", ha afirmado Rivera. 

 

Además, en cuanto al candidato por León al Congreso de los Diputados,Sadat Maraña, que presuntamente falsificó su expediente académico, Rivera ha manifestado que le van a pedir la documentación para estudiarla y si se confirma que ha mentido, "aplicaremos los Estatutos". 

 

En cuanto a la situación de Cataluña, Rivera ha apostado por un pacto de Estado con PP y PSOE porque "la unidad de España no está en juego". El candidato de Ciudadanos a la Presidencia del Gobierno ha excluido al líder de Podemos, porque "Pablo Iglesias está a favor de la autodeterminación de Cataluña" y, por tanto, "ellos se han excluido de este pacto". 

 

Finalmente, Albert Rivera no ha querido posicionarse sobre con qué partido pactaría después del 20 de diciembre, porque "aspiramos a ganar". Tampoco ha querido adelantar si dejaría gobernar a la lista más votada, puesto que para el líder de la formación naranja, "son unas elecciones diferentes" y "gobernará quien sea capaz de seducir a la mayoría del Parlamento nacional".