“Al mundo rural abulense le sobra el postureo de Pablo Casado y le falta un verdadero impulso público”

Juan Carlos Soto en El Arenal

Juan Carlos Soto, cabeza de lista de Podemos por Ávila, ha calificado de “lamentable” el afán de Pablo Casado, candidato del PP en la provincia, por presentarse como defensor de los pueblos, “cuando el PP, con la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local, abre la puerta a la privatización o la desaparición de los servicios sociales que prestan los ayuntamientos”

 Soto se ha preguntado por los millones de euros provenientes de Europa que las sucesivas administraciones del PP han administrado para el desarrollo rural y que se traducen en la actualidad en un balance desastroso, ya que “no dejan de marcharse los jóvenes de Castilla y León y de Ávila, de nuestra provincia se han ido más de seis mil este último año”. Soto ha advertido que “hacerse una foto en un tractor no compensa el abandono, la dejadez y el clientelismo que vienen ahogando al medio rural. Como dicen los jóvenes, con postureo no van a tapar una pésima gestión que está dejando desiertos y sin futuro nuestros pueblos”.  


Juan Carlos Soto ha recordado que Rajoy prometió el oro y el moro a Ávila y ha añadido que "la corrupción nos cuesta 48.000 millones al año. ¿Va a sacar de ahí Rajoy el dinero que promete a Ávila? ¿Por quién nos toma?”, y ha reprochado a populares y socialistas que, en campaña, haya tan poco pudor a la hora de ofrecer y prometer cosas que saben que no tienen intención ninguna de cumplir.


En el encuentro con los vecinos de El Arenal, los candidatos de Podemos han puesto a su disposición los pliegos de papel continuo en los que están recogiendo las demandas de la ciudadanía de toda la provincia para elaborar un mapa social que permita poner en marcha un Plan Estratégico Integral de Desarrollo para la provincia de Ávila (PIDA).

 

“Sea cual sea el resultado el día 20, vamos a luchar por sacar adelante el PIDA”, ha dicho Soto, que ha añadido que él se compromete a rendir cuentas mensualmente ante su circunscripción, “como es costumbre en Gran Bretaña, y no como Casado, que dicen los compañeros que solo lo han visto un par de veces por Las Navas del Marqués, y las dos para votar”.