Al menos 54 muertos y 88 heridos en el registro de una cárcel venezolana

Al menos 54 muertos y 88 heridos en el registro de una cárcel venezolana

En refriegas entre reclusos y militares

Al menos 54 personas han muerto y 88 han resultado heridas tras los altercados entre los presos del Centro Penitenciario de Centroccidente, situado en el estado venezolano de Lara, y los militares realizaron el registro de la cárcel, el primero desde 2009.

 

   Hay un militar, dos jefes carcelarios y dos padres evangélicos entre los fallecidos en la cárcel situada en la capital estatal Barquisimeto, en el noroeste de Venezuela, según ha informado el diario 'El Universal'.

 

   Las autoridades no descartan que se hallen más víctimas, una vez han calmado la situación. Decenas de familias se han agolpado a las afueras de la cárcel para conocer el estado de sus allegados. Hasta 25 camiones policiales se encuentran en los aledaños de la cárcel de Uribana para garantizar la seguridad.

 

   Los heridos han sido trasladados al principal hospital de la ciudad en medio de un ingente despliegue policial, así como al hospital militar. Más de 20 ambulancias y un autobús han salido del centro penitenciario en el transcurso de las refriegas.

 

REGISTRO

   El registro comenzó alrededor de las 7.30 hora local y, desde entonces, se han sucedido los disparos y la explosión de granadas, según han relatado testigos.

 

   En un principio, la ministra de Servicios Penitenciarios, Iris Varela, habría supervisado esta requisa, aunque más tarde lo ha desmentido en una comparecencia de prensa en la que ha explicado el motivo de la incursión de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

 

   Varela ha justificado el registro en los numerosos capítulos de "violencia por ajuste de cuentas" entre bandas acontecidos en los últimos días en la cárcel. Como consecuencia, las autoridades ordenaron el "desarme total" del os reclusos.

 

   La intervención ha degenerado en un "motín" en el que las bandas enfrentadas en la prisión de Uribana "arremetieron contra los efectivos de la GNB" con "un lamentable saldo de afectados", en palabras de la ministra a la cadena Venezolana de Televisión.

 

REACCIÓN DE MADURO

   El vicepresidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha lamentado este viernes los altercados ocurridos en la cárcel del estado de Lara, en una comparecencia ante los medios estatales poco después de llegar de La Habana (Cuba), donde ha visitado al presidente Hugo Chávez.

 

   "Las cárceles tienen que ser gobernadas por la ley", ha sentenciado Maduro, que ha reafirmado la intención del Gobierno de acabar con las bandas en las prisiones venezolanas.

 

   Maduro ha confirmado que las autoridades emprenderán una investigación para esclarecer las circunstancias del motín y ha pedido a los organismos estatales que colaboren con el Gobierno venezolano.