Agustín B.Palatchi novela la complejidad del fraude económico y la de descubrir su centro de poder

Reúne en su segunda novela la experiencia de años como inspector de Hacienda


BARCELONA, 5 (EUROPA PRESS)

Agustín Bernaldo Palatchi acaba de publicar su segunda novela, que describe la gran complejidad económica de las tramas criminales defraudoras y la dificultad de descubrir hasta dónde pueden llegar sus "centros de poder", con el trasfondo del chantaje y los sentimientos.

En una entrevista de Europa Press, el autor ha explicado que 'El gran engaño' (Roca Editorial) reúne hechos que ha vivido en sus aproximadamente 15 años de trabajo en Hacienda; diez de ellos, como inspector, trabajo que combina con la literatura.

Excepto el ahorcamiento de un magnate barcelonés que abre el libro, el autor ha visto desde Hacienda casi todo lo que describe y unifica en una historia: el blanqueo de dinero, los muy diversos delitos que puede implicar, la gestión de los banqueros e incluso los dilemas morales que pueden tener sus perseguidores desde la ley y el Estado.

Tras el aparente suicidio de un magnate desprestigiado por la actual crisis, un honrado inspector de hacienda investiga sus negocios, lo que le lleva a relacionarse con la hija del muerto --una enigmática amiga de su infancia, auténtica protagonista-- y el banquero, que le hace plantearse su función como inspector.

Palatchi no ha necesitado documentarse sobre grandes fraudes porque los ve trabajando, pero ha invertido cinco años en el libro, para que la sociedad entienda hasta dónde llega el modus operandi de las tramas, como los fraudes de IVA y de Seguridad Social, el tráfico de droga, la explotación de inmigrantes, los paraísos fiscales y el blanqueo de dinero, porque "las tramas lo quieren todo", y difícilmente se acaba condenando al mayor culpable.

Para él, hay delitos que sólo se pueden combatir con coordinación internacional --al menos europea--, aunque admite que la política española intenta combatir más el fraude ante la crisis y que "la gente, al sufrir, pide cambios", pero cree que hacen falta más cambios legislativos.

CAPITAL VERSUS ESCLAVOS

Por eso, el escritor es más optimista que cuando empezó el libro respecto al futuro, y espera que se pueda evitar que la sociedad se polarice entre una minoría capitalista cada vez más reforzada y una mayoría semiesclavizada: al inspector de Hacienda de la novela se le acaba planteando apostar por "el capital, que es quien manda, o los esclavos".

El autor defiende que el cuerpo de inspectores es honrado, que no centra su trabajo en los personajes populares y adinerados para encontrar delitos, y que no filtra casos de famosos, que sólo se convierten en noticia cuando se van a judicializar.

Cree que España necesita más inspectores de Hacienda y de trabajo y más jueces especializados en este tipo de fraude, porque no se puede recortar en una inversión en personal que acabará beneficiando al Estado, al que saldrá más barata esta inversión que sufrir el fraude.

También destaca las artimañas legales de los ricos para pagar menos impuestos, como las Sicav y como beneficiarse de las exenciones de Patrimonio para los ricos en contraste con lo que deben tributar por este impuesto las clases medias; "pero lo que es legal es legal", admite Palatchi, pese a lamentar que es discriminatorio.

Agustín Bernaldo Palatchi (Barcelona 1967) ya publicó en 2010 'La alianza del converso' (Roca), ambientada en la Florencia del siglo XV, que en Italia ya ha vendido 6.000 ejemplares desde que se puso a la venta (2012), y que se está traduciendo al inglés para estar en las librerías este año.

Ahora se está documentando sobre la Revolución Francesa para volver a la novela histórica, y se le ocurre un paralelismo con la crisis de hoy en la Casa Real española: María Antonieta quiso un juicio público para demostrar su inocencia tras ser acusada de apropiarse de un valiosísimo collar, "pero salieron todos los trapos sucios, y empezó una campaña con noticias falsas y verdaderas" contra la Monarquía, que vivía confortablemente mientras el pueblo sufría.