Aguirre pide "perdón" por haber confiado en Granados

Esperanza Aguirre

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha confesado estar "harta" por los casos de corrupción y ha pedido "perdón" por el "error" de haber confiado en el ex secretario general del PP de Madrid, Francisco Granados.

 

Lo ha anunciado en la rueda de prensa convocada con urgencia tras la detención del que fuera su número tres, Francisco Granados, y varios alcaldes del PP en el marco de la operación Púnica, que desarrolla la Audiencia Nacional. Entre ellos cuatro son del Partido Popular, José Carlos Boza (Valdemoro), Gonzalo Cubas (Torrejón de Velasco), David Rodríguez (Casarrubuelos) y Agustín Juárez (Villaba).

 

"Quiero pedir perdón a los madrileños por ese error", ha señalado la dirigente, quien también ha pedido perdón a los "militantes honrados" de su partido después de haber propuesto para secretario general a este "señor", en referencia a Granados.

 

Dice que los ciudadanos están "hartos" de la "coletilla" de la "presunción de inocencia" porque lo consideran "excusas". Se siente "muy abochornada" por lo ocurrido e insiste en que "no quiere eludir" su "responsabilidad" porque asegura que la tiene.