Agua y sal mejor que agua y jabón para limpiar las heridas

Herida

Investigadores de las universidades canadienses de McMaster y McGill han demostrado que el uso de agua salina puede resultar más eficaz para limpiar las heridas y prevenir infecciones que la tradicional combinación de agua con jabón que suele usarse desde hace años.

 

Este hallazgo, que aparece publicado en la revista 'New England Journal of Medicine', podría conllevar un ahorro significativo del gasto sanitario, en especial en los países en desarrollo donde las heridas abiertas son más comunes.

 

En el trabajo participaron 2.400 personas que presentaban heridas abiertas en brazos o piernas. La mayoría eran hombres de 40 años con una fractura en una de las extremidades inferiores, y la razón más común de la lesión había sido un accidente de tráfico.

 

Para limpiarlas, se optó por agua con jabón o agua salina, y se probaron tres niveles  diferentes de presión. Los pacientes se sometieron a un seguimiento para ver quién tendría que había necesitado una nueva cura en los 12 meses siguientes a la primera limpieza, como consecuencia de una infección o por problemas en la cicatrización de las heridas.

 

Los investigadores encontraron que el uso de agua salina con una presión más baja era una alternativa aceptable para limpiar las heridas y la tasa de reintervenciones fue mayor en el grupo que utilizó jabón. "Ha habido mucha controversia sobre la mejor manera de limpiar las heridas en fracturas óseas", ha reconocido Mohit Bhandari, investigador principal del estudio de la Escuela de Medicina DeGroote de la McMaster University.

 

Además, el profesor Edward Harvey, coautor del estudio, incide en la importancia que tiene para el tratamiento de lesiones en países menos desarrollados, ya que han observado que en muchas ocasiones se limitaba la limpieza al pensarse que lo más eficaz, pero también más caro, era usar agua con jabón a mucha presión.