Agricultura suspende hasta 2016 el apoyo a los regantes que no recibirán 35 millones hasta esa fecha

Clemente garantiza que en 2016 se recuperarán, "si las condiciones lo permiten", los pagos que se han dejado de percibir entre 2012 y 2016

La Consejería de Agricultura y Ganadería ha rubricado un acuerdo con Ferduero, asociación que agrupa a las comunidades de regantes, para la suspensión hasta 2016 de las subvenciones directas para el pago de dos puntos porcentuales del tipo de interés correspondientes a líneas de préstamos destinados a la modernización y consolidación de los regadíos, por lo que dejarán de percibir 35 millones de euros en los próximos cinco años, cuantía que se volverá a retomar a partir de la fecha establecida.


Así lo ha anunciado la consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente, quien ha explicado que las restricciones presupuestarias actuales derivadas del Plan Económico y Financiero y de las obligaciones para lograr el objetivo de déficit impiden que la Junta continúe con el pago de estas ayudas.

Clemente ha insistido en que la Junta ha brindado todo su apoyo a las comunidades de regantes en los últimos años desde que en 2001 se firmara un convenio de colaboración con la Sociedad Estatal Seiasa del Norte para llevar a cabo obras de modernización y consolidación de regadíos de Castilla y León a lo que ha dedicado 155 millones de euros.

Asimismo, se rubricó una adenda al convenio a través de la que la Junta se comprometía a abonar los gastos financieros de la comunidad de regantes con una bonificación de dos puntos porcentuales sobre el interés anual nominal de los préstamos constituidos para financiar la aportación de las cantidades anticipadas por Seiasa del Norte.

Sin embargo, la situación económica actual ha obligado a suspender este acuerdo entre la Junta y las 29 comunidades de regantes entre 2012 y 2015 con el compromiso del Ejecutivo regional de retomar estas ayudas en 2016 siempre que la situación económica lo posibilite.

No obstante, regantes y administración se han comprometido a reunirse en el segundo semestre de 2014 para determinar si la evolución de las medidas de control del déficit público permite reanudar la vigencia y efectos de los convenios suscritos durante 2015.

Clemente ha destacado que la suspensión de estas ayudas se ha acordado en un clima de "normalización", ya que, como ha señalado, sólo había dos soluciones, o el aplazamiento del pago o la eliminación total de estas subvenciones.

Por su parte, el presidente de Ferduero, Ángel González Quintanilla, ha destacado que la negociación de este acuerdo ha sido "bastante dura" hasta conseguir una "prórroga" por parte del Ejecutivo regional. "Esperamos reunirnos en 2014 con el fin de que las ayudas se puedan volver a impulsar", ha destacado.

INVERSIÓN REALIZADA EN ESAS ZONAS

La Junta de Castilla y León ha invertido 108 millones de euros en el periodo 2002-2007 para la mejora y modernización de las 87.084 hectáreas de regadíos que agrupan las 29 comunidades de regantes con las que hoy se suscribe esta prórroga, beneficiándose 35.034 agricultores. Además de las obras propias de la modernización de los regadíos existentes, en algunas de las zonas.

Así en las zonas modernizadas, se han ejecutado actualmente obras de infraestructuras rurales ligadas a la concentración parcelaria por un valor de casi 30 millones de euros y que afectan a un total de 16.800 hectáreas.

Además de estas obras ya ejecutadas, próximamente se van a iniciar obras en otras zonas de concentración parcelaria vinculadas a las mencionadas modernizaciones de regadíos por un importe de 17 millones de euros, afectando a 14.165 hectáreas. En total, la Junta de Castilla y León invertirá en esas zonas 155 millones de euros tanto en los trabajos de modernización como en las concentraciones asociadas a esas obras, de una inversión total de 524 millones de euros realizada en estas zonas.

MODERNIZACIÓN DE REGADÍO

Castilla y León, con 394.219 hectáreas de regadío, es la tercera comunidad autónoma por superficie de regadío, tras Andalucía y Castilla la Mancha, y lidera actualmente la modernización de regadíos en España. De hecho, el riego por aspersión se utiliza en un 25,1 % y 20,7 %, respectivamente, de la superficie regada.

El compromiso marco del Programa 2007-2015 de la Consejería de Agricultura y Ganadería es la modernización de 70.000 hectáreas. En la pasada legislatura se iniciaron y ejecutaron actuaciones en 47.461 hectáreas lo que supone un 70 por ciento de cumplimiento del objetivo marcado.