Afiliados de Ciudadanos en Valladolid denuncian un 'pucherazo' en las anteriores primarias

Candidatos al Congreso y el Senado por Valladolid en las elecciones de diciembre.

Aseguran que el partido no respetó sus propias normas y permitió el voto a afiliados posteriores a la fecha límite, cuyo plazo expiraba el 20 de junio 2015, para beneficiar al candidato 'oficialista'.

CARTA ENVIADA A LA SECRETARÍA GENERAL DE CIUDADANOS

 

Esta es la carta que un grupo de afiliados de Ciudadanos en Castilla y León envió al secretario general del partido, Matías Alonso, el pasado 2 de noviembre.

 

'El grupo de afiliados castellano leoneses en el ejercicio de nuestros derechos estatutarios como afiliados de ciudadanos partido de la ciudadanía, ponemos de manifiesto los errores cometidos en las elecciones de candidatos al Congreso y al Senado en todo el territorio Nacional.

 

Hechos:

 

1.- según estatutos cuando el Comité Nacional aprueba la presentación a unos comicios, en esa misma fecha quedara suspendido el censo con derecho a votar en el mismo, esto se produjo con fecha 20 de junio de 2015

 

2.- Tenemos constancia fehaciente que desde esa fecha 20 de junio/15, hasta el día 27 de Octubre de 2015, tal censo está totalmente falseado puesto que incluye cientos de personas que en toda España se han afiliado posteriormente a esta fecha, y han tenido la posibilidad de votar.

 

3.- Centrándonos en la última votación al Senado en la que ustedes específicamente remiten comunicado a todos los afiliados dejando claramente constancia que no podrán ser electores aquellos afiliados que se inscribieron al partido con posterioridad a 20 de junio/15, en la realidad nos consta que en toda España han ejercido el derecho ilícito al voto. Teniendo certificado de tal irregularidad por la casa de Moneda y Timbre. Extremo tal que ustedes pueden fácilmente comprobar.

 

Petición:

 

Solicitamos sean anuladas las elecciones de candidaturas al Congreso y al Senado de todo el territorio Nacional, por incumplir de forma clara, evidente y contrastada los estatutos. Todo esto con la mejor de las intenciones de que internamente seamos lo que decimos, un partido totalmente democrático y que no damos lugar al manejo de las candidaturas'.

 

 2 de noviembre de 2015.

Así se lo hicieron saber a la cúpula de Ciudadanos a través de un escrito enviado el 2 de noviembre de 2015 y dirigido directamente al Secretario General, Marías Alonso. El resumen es muy sencillo. Según las normas aprobadas por el Comité Ejecutivo cuando se puso en marcha el proceso de elecciones primarias para elegir a los candidatos naranjas del Congreso y el Senado en las elecciones del 20 de diciembre de 2015, solo podían ser electores "todos los afiliados de Ciudadanos que se encuentren al corriente de sus obligaciones y que tuvieran esta condición de afiliado en fecha 20 de junio de 2015". Sin embargo, esa norma no se respetó y se permitieron votaciones de afiliados posteriores a ese 20 de junio. Según ha podido saber este periódico "todo era un proceso dirigido para favorecer a los candidados que el partido quería colocar como cabeza de lista", señala un afiliado de Ciudadanos en Valladolid.

 

Este periódico tiene en su poder votos emitidos por afiliados de Valladolid para la lista al Senado cuya afiliación fue posterior al 20 de junio y que fueron validados por el partido, incumpliendo su propia normativa y aumentando la sensación de 'pucherazo' para dirigir las primarias hacia el candidato mejor colocado dentro del aparato del partido. En concreto, en nuestro poder hay votaciones realizadas por afiliados que se dieron de alta en el partido el 24 de junio de 2015 y el 17 de octubre, en ambos casos después del plazo, pero cuyo voto fue admitido como válido, según consta en el correspondiente informe del programa informático creado por Ciudadanos para gestionar el proceso de primarias y que reproducimos a continuación junto al certificado de un voto aceptado, pese a corresponder a una persona que incumplía con las condiciones aprobadas por el partido.

 

 

 

 

Finalmente, en Valladolid, Ciudadanos presentó como cabeza de lista al Senado a Jesús Agustín San José Sancho, ex teniente de alcalde del PP en Boecillo, que teóricamente se impuso a Andrés Meneses, Luis Enrique de la Cal y Miguel Angel Parra. En el Congreso, el candidato elegido fue Francisco Igea en medio también de un ambiente de división entre la militancia del partido, puesto que procedía de otra formación política, en este caso UPyD, con la que había fracasado en las primarias para las Cortes de Castilla y León. Igea, finalmente, consiguió un escaño en el Congreso de los Diputados por la circunscripción de Valladolid.

 

Ante estas irregularidades, los afiliados que descubrieron tales maniobras escribieron directamente al partido, al secretario general Matías Alonso, exponiendo la situación y criticando que el censo "está totalmente falseado" ya que se permitió el voto de electores que "se inscribieron en el partido con posterioridad a 20 de junio de 2015".

 

Aferrados a la idea de partido transparente que pregona Ciudadanos, solicitaban la anulación de las primarias al Congreso y el Senado "con la mejor de las intenciones de que internamente seamos lo que decimos, un partido totalmente democrático y que no damos lugar al manejo de las candidaturas".  Dicha carta nunca tuvo respuesta.