AECC recibe 45.000 euros de la Junta para sus pisos de atención a enfermos de cáncer

Los pisos en Salamanca, Burgos y Valladolid, beneficiarios de esta ayuda, a la que también opta un cuarto en León, tutelado por ALCLES
El Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León ha aprobado este jueves sendas subvenciones para la Asociación Española de Lucha contra el Cáncer y a la Asociación Leonesa de Lucha contra la Leucemia y otras Enfermedades de la Sangre, por un importe de 60.000 euros, con el objetivo de colaborar en el mantenimiento de pisos destinados a la acogida de personas enfermas y sus familiares que se desplacen a recibir tratamientos en centros hospitalarios de referencia.  

En concreto, la Consejería de Sanidad colabora con 45.000 euros en la financiación durante 2012 de los tres pisos habilitados en Burgos, Salamanca y Valladolid por la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), y con otros 15.000 euros para el existente en León, tutelado por la Asociación Leonesa de Lucha contra la Leucemia y otras Enfermedades de la Sangre (ALCLES-León).  

De este modo, ha asegurado el portavoz de la Junta, José Antonio de Santiago-Juárez, se mantiene la cooperación que el Gobierno autonómico presta a ambas entidades desde 2010.  

Para la Junta, la existencia de estos pisos en las ciudades donde se ubican centros hospitalarios de referencia supone un "importante recurso socio-sanitario" destinado a apoyar a las personas enfermas que han de desplazarse para recibir tratamientos médicos específicos y a sus familiares, con lo que se evitan gastos de alojamiento y, también, se aporta un lugar de respiro y descanso en situaciones familiares complicadas por la enfermedad de uno de sus miembros.  

En este sentido, ha continuado el portavoz, la colaboración de Sanidad no se centra únicamente en la cofinanciación de los gastos de alquiler que soportan ambas entidades sino que también se refiere al cumplimiento de una serie de objetivos centrados en proporcionar a las familias un lugar donde descansar.  

También se persigue facilitar la atención social y psicológica de los familiares, para lo que cada uno de estos pisos cuenta con un trabajador social "que, además de apoyar a las familias acogidas, también se encarga de valorar la situación socio-económica de las personas que solicitan el acceso a este recurso". Otro de los objetivos es apoyar a los enfermos en las breves salidas del hospital durante los largos tratamientos a los que se ven sometidos.  

En 2011, los pisos atendidos por la AECC permitieron la estancia de 157 personas y en los pisos de la ALCLES-León albergaron a otras 54 personas.