Adif revisa los protocolos y la normativa de seguridad de toda la red ferroviaria

Principalmente en aquellos tramos de vía ferroviaria que suponen un tránsito desde la Alta Velocidad y el ancho convencional, similares al trazado próximo a Santiago de Compostela.

Adif está procediendo a revisar los protocolos y normativas de seguridad de toda la red ferroviaria, principalmente la de aquellos tramos de vía ferroviaria que suponen un tránsito desde la Alta Velocidad y el ancho convencional, similares al trazado próximo a Santiago de Compostela donde el pasado miércoles se produjo el descarrilamiento de un tren Alvia.

  

Con esta supervisión, los técnicos del ente público buscan "evaluar la situación y la posible implantación de mejoras", según detallaron a Europa Press en fuentes de Adif.

  

El análisis incluye a todos los sistemas y protocolos de seguridad, con especial énfasis en los tramos que suponen un tránsito entre los sistemas de seguridad ERTMS (European Rail Traffic Management System), instalado en la mayor parte de la red de Alta Velocidad, y el ASFA (Anuncio de Señales y Frenado Automático) implantado en el grupo de las líneas convencionales.

  

De su lado, en fuentes oficiales de Renfe indicaron a Europa Press que la operadora está a la espera de que la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios (CIAF) establezca las causas y, en su caso, realice recomendaciones.

  

La compañía confirmó que los trenes Alvia como el siniestrado que actualmente cubren el trayecto entre Madrid y Galicia tienen instalado a bordo el sistema de seguridad correspondiente al AVE, el ERTMS, pero que no está activado "porque está en proceso de homologación".

  

No obstante, las mismas fuentes de la compañía ferroviaria recuerdan que el tramo de vía en que se produjo el accidente no tiene instalado el ERTMS (sistema que debe contar con los correspondientes equipos instalados y operativos en la vía y en el tren), sino el ASFA.