Ade, Iberaval y FRMP ponen 20 millones en préstamos bonificados para impulsar la actividad económica en los municipios

Al convenio, inicialmente para pymes y autónomos, podrán adherirse diputaciones y entidades locales de más de 5.000 habitantes.

La sociedad de garantía recíproca Iberaval, la Agencias de Innovación, Financiación e Internacionalización Empresarial de la Junta y la Federación Regional de Municipios y Provincias (FRMP) pondrán a disposición de las pymes y autónomos de Castilla y León una línea de ayudas en préstamos bonificados por importe inicial de 20 millones de euros con el objetivo de impular la actividad económica.

 

La novedad del presente convenio, suscrito hoy entre los responsables de Iberaval y la FRMP, José Rolando Álvarez y Miguel Ángel García Nieto, junto con la consejera de Política Económica, Begoña Hernández, radica en que el mismo "pone el foco en la administración local".

 

Así, tal y como ha resaltado el primero de los firmantes de convenio, la ADE promueve y facilita el acceso de pymes y autónomos a las ayudas públicas, la sociedad de garantía recíproca analiza la viabilidad de los proyectos y actúa de intermediaria ante las entidades financieras para obtener las mejores condiciones de precio y plazo y, finalmente, la FRMP bonifica los préstamos para facilitar aún más que lleguen a manos de los solicitantes, que se encontrarán con tipos al 4%, la mitad de los que se exigen actualmente en el mercado.

 

Aunque inicialmente el montante global de ayudas se sitúa en 20 millones, el presidente de Iberaval, José Rolando Álvarez ha anticipado ya que no habrá problema en incrementar la dotación, consciente de la "delicada situación actual" por la que atraviesan las pymes y en el intento de que "no se pierda ni un empleo más", máxime cuando se trata de empresas viables cuyo principal problema es la dificultad para acceder a financiación.

 

Álvarez ha desvelado que el convenio tiene su origen en la exitosa experiencia obtenida con una iniciativa similar suscrita con el Ayuntamiento de Palencia, que ha movilizado avales por valor de 1,2 millones de euros y que ha permitido mantener y consolidar un total de 27 empresas palentinas, y ha destacado que la acuerdo marco firmado hoy para pymes y autónomos -sus proyectos pueden presentarlos en cualquier oficina de Iberaval- podrán adherirse a posteriori, mediante otros convenios individuales, entidades locales -están enfocados para aquellos de más de 5.000 habitantes- y diputaciones, "instituciones que por su cercanía al ciudadano y las empresas conocen mejor que nadie las necesidades de su territorio".

 

MÁS ALLÁ DEL SISTEMA BANCARIO

 

El responsable de Iberaval confía así en que el colectivo de pymes y autónomos vean así satisfechas sus necesidades de financiación, sobre todo teniendo en cuenta que España es el tercer país de la UE con más dificultades a la hora de facilitar crédito, como demostraría el hecho de que sólo la mitad de los solicitantes en 2013 obtuvo la cantidad solicitada, al tiempo que ha apelado al empresariado para que cambie de "mentalidad" y no acuda únicamente al sistema bancario en busca de ayuda.

 

En la misma línea, la consejera de Política Económica, Begoña Hernández, tras reconocer las dificultades de pymes y autónomos para acceder al crédito, se ha mostrado esperanzada de que iniciativas como ésta y el cuarto de punto de rebaja en los tipos de interés acordado por el Banco Central Europeo contribuyan a cambiar la situación y supongan el "inicio de la recuperación", algo que, según ha enfatizado, precisa de la intervención pública y es algo que la Junta, en colaboración con Iberaval, lleva realizando en forma de 100 millones de euros en créditos cada año.

 

La particularidad del presente convenio, como así ha subrayado también el presidente de la FRMP, Miguel Ángel García Nieto, es que en este caso dicha organización actúa como "paraguas" de las entidades locales y diputaciones, a las que apoyará con ayudas que, en líneas generales, se traducirán en un importe máximo de 2.000 euros por empresa y un mínimo de 500 euros, aportados directamente a la pyme o bien a Iberaval para que reduzca el coste que asuma el empresario al obtener el aval.

 

Las pymes y autónomos podrán acceder a operaciones por un importe máximo de 600.000 euros y dispondrán de amplios plazos para la devolución de los préstamos.