Acusan a la Junta de Personal docente no Universitario de Ávila de "cinismo, demagogia y falta de argumentos"

En fechas recientes, la Junta de Personal docente no Universitario de Ávila, órgano de representación de los trabajadores de la función pública docente no universitaria, se ha manifestado en contra de la enseñanza concertada en Arenas de San Pedro, a propósito de la posible fusión de dos institutos en la localidad.

 

"Aplicando al pie de la letra el lema de la mejor defensa es un buen ataque, se acusa la enseñanza concertada, presente en la localidad con un único centro, Divina Pastora, de ser la causa de todos los males. Hay un hecho cierto, que afecta tanto a centros públicos como concertados, la disminución de alumnos en las aulas, lo que motiva que en la enseñanza concertada se cierren unidades cuando no se cumplen los criterios establecidos en la ley. El centro Divina Pastora, a día de hoy, los cumple", aseguran desde FSIE.

 

Que sindicatos como UGT y CCOO, integrantes de la Junta de Personal Docente, pero con representatividad en centros concertados, "sigan apoyando iniciativas de este tipo y callen sistemáticamente en los foros en los que deberían hablar," como por ejemplo en la comisión autonómica de conciertos, "no es el camino más adecuado para la solución de los problemas". Si son conocedores del incumplimiento normativo de algún centro concertado, "deberían denunciarlo en esa comisión o acudir directamente a los tribunales".

 

Afortunadamente los profesionales de la concertada son conocedores del doble lenguaje,“hoy te defiendo porque es época electoral y necesito delegados de la concertada” y “mañana te ataco porque lo mío es la pública”. Esta actitud tiene un nombre, "cinismo, demagogia y falta de argumentos".

 

La sociedad y los padres que eligen, amparados por la Constitución, el tipo de educación que desean para sus hijos: centros públicos o concertados, ambos sostenidos con fondos públicos, ya están aburridos del discurso, monótono y repetitivo de “red única de centros de titularidad pública”, como señalan en su escrito.

 

Recuerdan desde FSIE que la sentencia número 1180/2016 del Tribunal Supremo, dictada a instancias de FSIE ANDALUCÍA deja suficientemente claro que la enseñanza concertada no es subsidiaria, prescindible o dependiente de la pública. Son dos sistemas sostenidos con fondos públicos, público y concertado que conviven en libertad, de la misma forma que conviven los profesionales que han optado por lo público o lo concertado y cuya continuidad, en el caso de los concertados, depende a día de hoy exclusivamente de la calidad, la libertad de elección de los padres y de la aplicación de la ley, que en Castilla y León se cumple rigurosamente por parte de la Administración Educativa.

Noticias relacionadas