Acusado de homicidio imprudente el conductor del autobús en el que murió una joven en Villanueva del Aceral

La titular del Juzgado de Arévalo, Sira María Amor Vegas, ha acordado la apertura de juicio oral contra el conductor del minibús escolar que el 23 de febrero de 2012 sufrió un accidente en Villanueva del Aceral en el que perdió la vida una joven de 16 años.

  En su auto, la juez decreta la apertura de juicio oral contra G.F.V.H, al que se acusa de un delito contra la seguridad vial en su modalidad de conducción temeraria, en concurso con un delito de homicidio por imprudencia y siete delitos de lesiones.

 

   En su resolución, la instructora acuerda mantener la medida cautelar adoptada el 27 de febrero del pasado año que decretaba la libertad provisional del conductor y la intervención de su permiso de conducir, según información facilitada por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.

 

   Además de declarar competente al Juzgado de lo Penal único de Ávila para el conocimiento y fallo de los hechos, la juez requiere al acusado y a los responsables civiles directos y subsidiarios para que en el plazo de cuatro días presten fianza de 2.000.000 euros para asegurar las responsabilidades pecuniarias que, en definitiva, pudieran imponérseles, con el apercibimiento de que de no ser así se les embargarán bienes en cantidad suficiente para cubrir la suma señalada.

 

   El imputado, de 62 años, pilotaba el vehículo cuando en la mañana del 23 de febrero del pasado año sufría un accidente en el kilómetro 68,50 de la carretera CL-605, mientras trasladaba a los alumnos de la zona a los Institutos de Enseñanzas Medias de Arévalo.

 

   Las primeras comprobaciones del tacógrafo, el dispositivo electrónico que llevan instalado los vehículos de transporte y que se usa para registrar los diversos sucesos ocurridos durante la conducción, apuntaron a un exceso de velocidad como causa del siniestro.