Acuerdo en el ibérico de Castilla y León: exige una rectificación a La Sexta por "dañar" al sector en su reportaje

La mesa del ibérico, por unanimidad, ha defendido sus intereses y critica un reportaje que hace "mucho daño" a este sector.

 

 

EXIGENCIAS

 

A través del mismo medio y con unas circunstancias comparables de relevancia que permita el conocimiento por una audiencia semejante al del programa ya emitido, se retracte incondicional e inequívocamente y reconozca la falta de certeza de todas la afirmaciones vertidas que perjudican, devalúan, confunden al consumidor y agravian los productos derivados del cerdo ibérico que se producen y comercializan en Castilla y León cumpliendo escrupulosamente la normativa de calidad legalmente establecida .

 

En caso contrario el sector del ibérico de Castilla y León se reserva el derecho a entablar las acciones oportunas en orden a la mejor defensa de sus intereses.

El sector del ibérico de Castilla y León, representado por las Asociaciones Urcacyl, Anprogapor, Asacriber Anice Guijuelo, Ibercyl, CR DO Guijuelo, MG Ibéricos de Salamanca, Asaja CyL, UPA - COAG, reunido el 7 de mayo de 2014, tras analizar el contenido del reportaje “La Burbuja del Jamón” dentro del programa “Equipo de Investigación” y emitido el día 2 de mayo de 2014 por la cadena de televisión “La Sexta”, realiza las siguientes consideraciones y exigencias a La Sexta entendiendo que la difusión de un programa en tiempo de máxima audiencia genera un daño y perjuicio extraordinario al sector del ibérico, en su conjunto, de Castilla y León, así como a la imagen agroalimentaria de la Comunidad.

 

Consideraciones:

 

1. Que el sector del ibérico en Castilla y León se remonta al siglo XIX y se ha mantenido siempre fuerte a lo largo de los más de 150 años de existencia, sin que se haya visto afectado por vaivenes inversores especulativos, sino que responde a un esquema de producción tradicional, consolidado y que se ha transmitido durante varias generaciones. Se trata de un sector generador de empleo, que asienta población y verdadero motor del desarrollo rural en una Comunidad en la que se une la producción de materias primas de calidad y una avanzada industria agroalimentaria.

 

2. Que históricamente el sector del ibérico de Castilla y León se ha caracterizado por la producción y comercialización de productos derivados del cerdo ibérico de alta calidad basados en unas condiciones medioambientales idóneas y en el buen saber hacer, tanto de sus ganaderos como de una industria chacinera tradicional. Valores que el consumidor siempre ha sabido apreciar y reconocer.

 

3. Esta calidad ha sido avalada, ya en los años 80 del siglo pasado, con el primer reconocimiento a nivel europeo de una Denominación de Origen para jamón ibérico: “Guijuelo”, la cual comercializa más de 658.380 piezas, lo que supone el 72,8 % del total de piezas ibéricas con denominación de origen de España.

 

O lo que es lo mismo: tres de cada cuatro jamones que se consumen en España bajo el amparo de denominación de origen (DO Dehesa de Extremadura; DO Jamón de Huelva; DO Los Pedroches y DO Guijuelo) corresponden a Guijuelo. Asimismo, Castilla y León cuenta con la primera y única Marca de Garantía a nivel nacional para productos ibéricos: “Ibéricos de Salamanca”.

 

4. En Castilla y León, en la actualidad, existen 1.667 explotaciones y 352 industrias ligadas a la producción y transformación de ibérico que generan más de 6.500 empleos directos y más de 15.000 indirectos y un valor económico de negocio anual superior a los 600 millones de euros que no se puede ver comprometido con informaciones tergiversadas y tendenciosas que reportajes como el emitido el pasado viernes día 2 de mayo realizó La Sexta.

 

5. Un producto es ibérico cuando cumple la Norma de Calidad (lo que el programa definía como la Ley) y para cumplirlo la pureza de raza puede ser al 100 %, 75 % o al 50 % sin que esta diferencia determine diferentes categorías de ibérico o de raza como en el programa se informa, transmitiendo así una información absolutamente engañosa.
Por otra parte, cualquier otra producción ganadera protegida puede tener distintos porcentajes de raza sin que esto repercuta en absoluto en la calidad del producto. Está avalado científicamente que en cualquier caso lo que sí afecta claramente a la calidad del ibérico es la alimentación.

 

6. Que el 41 % de los jamones (1.945.102 jamones), el 49 % de las paletas (2.257.274 paletas) y el 61 % de las cañas de lomo ibérico (1.699.087 cañas de lomo ibérico) que los consumidores españoles adquieren son de Castilla y León, lo que la convierte en líder nacional en los productos ibéricos comercializados al amparo de la Norma de Calidad del Ibérico.

 

Este liderazgo se ha conseguido gracias a la confianza que depositan los consumidores en los productos ibéricos de Castilla y León y en ningún caso vamos a permitir que reportajes televisivos, como el emitido por su cadena, lo cuestione basándose únicamente en informaciones sesgadas y malintencionadas sin ningún dato objetivo.

 

7. Que la calidad de un producto se define por el grado en que el mismo cumple con las expectativas del consumidor, según se puede desprender de la definición que las normas ISO (International Organization for Standardization) establecen. Por ello, el hecho de que los productos ibéricos de Castilla y León sean líderes en ventas y cuota de mercado y los consumidores los adquieran de forma continuada y fiel avalan el reconocimiento del trabajo y la apuesta por la calidad de los profesionales que nos dedicamos al sector ibérico en esta Comunidad.

 

8. Que tanto los ganaderos como los industriales de Castilla y León siempre hemos estado preocupados y comprometidos con la máxima calidad y para ello hemos realizado controles exhaustivos en todas las fases de producción y transformación. Durante el año 2013 se han realizado 5.928 controles por entidades de inspección independientes en las explotaciones ganaderas, lo que supone 3,5 visitas de media por explotación. Por parte de las industrias y en su compromiso con la calidad se han realizado 586 inspecciones por entidades de certificación, lo que supone 1,5 visitas de media a cada una de las industrias de ibérico de la Comunidad. Son datos que, según nos informa la Administración, fueron facilitados a esa cadena y que se han omitido en el reportaje.

 

Manifestamos:

 

- Nuestro total desacuerdo con el contenido del citado programa, en el que como resultado de la edición y montaje de las diferentes grabaciones (muchas de ellas, cortado y pegado a conveniencia del resultado que se quería ofrecer), así como de la locución realizada por la narradora, se produce una manipulación de la información recabada y un tratamiento partidista e interesado sobre las producciones del sector del ibérico a nivel nacional, mostrando una realidad equivocada e inexistente focalizada en un enfrentamiento entre las comunidades autónomas de Castilla y León y Andalucía, obviando con intencionalidad sesgada la producción de ibérico del resto de comunidades autónomas productoras de ibérico, como Extremadura, Castilla-La Mancha, Murcia y Cataluña (que representan el 49 %, prácticamente la mitad de la producción total nacional de cerdo ibérico).

 

- Nuestro más absoluto rechazo por las calumniosas insinuaciones y veladas difamaciones vertidas en el programa que afectan directamente al buen nombre no sólo de los productos ibéricos fabricados en Salamanca sino a todo el sector del ibérico de Castilla y León.