Acude al hospital con un aro en el pene y tienen que intervenir los Bomberos con una miniradial

Un hombre de 65 años se vio obligado a acudir al hospital Severo Ochoa de Madrid después de llevar 48 horas con un aro en el pene, utilizado para diferentes prácticas sexuales. Los Bomberos tuvieron que intervenir con mucha delicadeza.

Un hombre de 65 años acudió el pasado domingo al Hospital Universitario Severo Ochoa porque llevaba dos días con un aro en el pene sin podérselo sacar y fue necesaria la intervención de los Bomberos de Leganés, que con una miniradial, pudieron liberarlo de la arandela, objeto que se suele utilizar en las relaciones sexuales.

 

Según la información facilitada por el Consistorio de Leganés y el centro hospitalario, los Bomberos acudieron a la llamada de urgencia que el pasado 26 de marzo se realizó desde el complejo hospitalario, a las 7 horas.

 

Allí, se encontraron a un hombre con una arandela gruesa en el pene que llevaba puesta más de 48 horas y que no podía extraer. Según las mismas fuentes, los médicos prepararon al varón para realizar la intervención y, con una sierra radial "utilizada para trabajos de precisión", se procedió a cortar el objeto metálico.

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: