ACS, Indra, Talgo y Bombardier entran en el consorcio español que pujará por el AVE de Brasil

España busca reeditar el éxito del AVE a La Meca con un grupo de once empresas públicas y privadas.

ACS, Talgo, Indra, Elecnor, Abengoa, Thales, Bombardier y Dimetronic son las empresas privadas que han entrado en el consorcio único con el que España competirá por el contrato de construcción y explotación del AVE de Brasil, el primero del continente americano, un proyecto estimado en unos 13.000 millones de euros.


Del grupo también forman parte Adif, Renfe e Ineco, las tres empresas públicas dependientes del Ministerio de Fomento, según informó el Departamento que dirige Ana Pastor.

Con este consorcio de once empresas públicas y privadas el Gobierno busca reeditar en Brasil el éxito logrado a finales de 2011 con la consecución del AVE La Meca-Medina, el mayor contrato conseguido hasta ahora por España en el exterior, estimado en unos 6.700 millones de euros.

El 'megacontrato' de Brasil consiste en la construcción y explotación de una línea AVE de 511 kilómetros de longitud que unirá Río de Janeiro, Sao Paulo y Campinhas. El proyecto se ejecutará en dos fases.

La primera de ellas, que es la que ya ha salido a concurso por un importe de 2.450 millones, abarca la instalación de la denominada 'superestructura' de la línea (los sistemas de electrificación, señalización, seguridad y telecomunicaciones, entre otros) y la explotación del servicio ferroviario durante un plazo de cuarenta años.

La segunda parte del proyecto, presupuestada en 11.200 millones, contempla la construcción de la infraestructura (plataforma y la vía).

OFERTAS, EL 13 DE AGOSTO

Brasil ha fijado el próximo 13 de agosto como fecha para que los grupos interesados presenten sus respectivas ofertas con el fin de elegir un adjudicatario el 19 de septiembre.

La ministra de Fomento, que la pasada semana viajó a Brasil para respaldar el interés de España por este proyecto, se ha reunido este miércoles con los presidentes de las empresas que conforman el consorcio.

En el encuentro, Pastor ha trasladado el apoyo del Gobierno al grupo de firmas y las ha "animado a presentar una oferta que plasme la importante experiencia en materia de Alta Velocidad" de España, primer país europeo y segundo del mundo por kilómetros AVE.

El AVE de Brasil incluirá la construcción de 92 kilómetros de túneles y otros 107 kilómetros en puentes y viaductos, y dará servicio en un territorio que aglutina al 20% de la población del país (unos 40 millones de ciudadanos) y acumula el 33% del PIB del país. La línea tendrá parada en tres aeropuertos internacionales y contará con capacidad para que los trenes circulen a 350 kilómetros por hora.