Acrobacias aéreas y rock & roll se fusionaron en el espectáculo de Cie 220 Volts

Un momento de la puesta en escena de 'Larsen', por Cie 220 Volts, en el Mercado Grande. / Foto: Antonio S. Sánchez
Ver album

El Mercado Grande acogió en la tercera jornada de Cir&Co un nuevo espectáculo de acrobacias aéreas, esta vez a cargo de los franceses Cie 220 Volts con su espectáculo 'Larsen', en el que circo y música rock&roll se entremezclaron en un montaje que se presentaba como una escena de la vida cotidiana en la que descubrir las emociones de los artistas.

Por tercer días consecutivo, el Mercado Grande fue el escenario de la actuación más destacada del día del Festival de Circo de Castilla y León, Cir&Co, que en esta tercera e intensa jornada de espectáculos contó con la puesta en escena de los franceses Cie 220 Volts y su actuación de acrobacia aérea 'Larsen', que se estrenaba por primera vez en España, para deleite de los abulenses y visitantes que, un día más, abarrotaron la principal plaza de la ciudad.

 

En el espectáculo ofrecido por Cie 220 Volts, de unos sesenta minutos de duración, el escenario se concibió como si el público fuera a asistir a un concierto, aunque, sin embargo, los asistentes se encontraron con una función de circo que imitaba una escena de la vida cotidiana, con la diferencia de que piruetas, saltos imposibles y demás acrobacias se convertían en protagonistas.

 

Esa era la base sobre la que se fundamentaba este espectáculo, a través de su especial diseño, con una estructura metálica con dos trapecios, que servía para que los tres acróbatas de la compañía expresaran su particular espíritu de rebeldía.

 

Se desarrollaban las maniobras aéreas tan sólo por el placer del riesgo y daba a los artistas un aspecto de ligereza dentro de un espectáculo crudo, bruto e intransigente, un montaje de circo-rock con cuerda lisa y aérea, cantos, guitarras, batería, ukeleles, teclado y otras tantas sorpresas.

 

A través de sus piruetas, de la música y un pequeño toque de humor, los tres integrantes de la compañía ofrecieron al público una ventana a su propio interior y a sus propias emociones.

 

Para todos aquellos que no ha tenido la oportunidad de verlos en su espectáculo de esta pasada noche, aún podrán hacerlo en la última jornada de Cir&Co, la del domingo, en una nueva actuación que tendrá lugar en el mismo escenario a las 21,00 horas, siendo el espectáculo con el que se cerrará la edición de este año del festival circense de Castilla y León.