Acelerados para el éxito!

El abulense Luis Ignacio Díaz del Dedo, fundador y CEO de la empresa Gamisfaction, nos contará su experiencia al participar en la aceleradora de proyectos Wayra

¿Quieres conocer las ventajas de entrar en una aceleradora de startups? Luis Ignacio Diaz del Dedo co-fundador y CEO de Gamisfaction nos contará su experiencia emprendedora así como una visión global del funcionamiento, las ventajas y los inconvenientes de acceder a un programa de aceleración de empresas.

 

Luis Ignacio Diaz del Dedo será el encargado de “conducir” la siguiente reunión de Iniciador Ávila, y ha afrontado este reto con el fin de que todos los asistentes podamos conocer no sólo sus proyectos empresariales sino las ventajas e inconvenientes de acudir a un programa de “aceleración de empresas”.

 

“Gamisfaction” es su proyecto empresarial, y quiere contarnos lo qué hacen y lo qué son. Porque las empresas ya no son lo que eran, en estos momentos hay que tener claro cuál es el modelo de negocio elegido y el tipo de financiación al que se accede, porque no valen los modelos convencionales.

 

Y es que Luis no es un “jefe” al uso, por eso, quiere llamarnos la atención de cómo funciona su empresa y en que se basa su éxito, en parte conseguido por entrar en una “aceleradora de proyectos”.

 

Y es que los mecenas actuales no invierten en arte sino en startup y empresas, pero algo que parece tan raro tiene sus mecanismos, y Luis nos dirá por qué invierten en las empresas de otros, de qué manera se involucran y por qué lo hacen. Aquí no vale “el arte, por el arte”.

 

Pero no todos los proyectos presentados pasan la criba; exigen una serie de criterios, es necesario “luchar” por conseguir una plaza, pero lo más difícil es conseguir destacar del resto.

 

Y es que participar en una aceleradora de proyectos tiene sus ventajas: te codeas con gente con un cierto potencial, tienes las puertas abiertas y adquieres muchos contactos que a la larga consiguen darte visibilidad, además consigues experiencia en diferentes áreas.

 

Lo difícil es llegar a ser la “niña bonita”, saber qué es lo que más van a valorar de ti y cómo miden el éxito de los proyectos. Claro y esto tiene, como no su “lado oscuro”, desde el porcentaje de negocio que te van a pedir, los pactos que se realicen entre los socios o la burocracia.

 

Pero eso, es mejor que os lo cuente Luis Ignacio Diaz del Dedo, que nos hablará de su paso por Wayra Barcelona y de cómo ha conseguido madurar 10 años en sólo uno, bueno en lo que al "business" se refiere.