Abulenses en la “VIII marcha de las flores”

La Asociación de Amigos del Camino de Santiago en Ávila estuvo en la “VIII Marcha de las Flores” realizada en la localidad de Villaescusa de Palositos

Miembros de la  asociación  jacobea abulense se trasladaron el sábado 18 de mayo hasta la localidad alcarreña de Villaescusa de Palositos para asistir a esta ya tradicional marcha organizada por la Asociación de Amigos de Villaescusa de Palositos en colaboración de las Asociaciones de Amigos del Camino de Santiago de Cuenca,  Albacete y Alicante,  con el objetivo de reivindicar el libre paso, por los caminos públicos y vías pecuarias ilegalmente cortados, el libre acceso a su cementerio municipal y la anunciada rehabilitación de su iglesia románica, declarada Bien de Interés Cultural el pasado año 2012.

 

Con este acto se pretende requerir una solución de los poderes públicos responsables de un problema, que se está dilatando en el tiempo: la recuperación de unos bienes públicos que son de todos y el respeto al derecho, de cualquier persona a transitar por los caminos públicos, de los que se ha apropiado la sociedad mercantil “ocupante” del pueblo, instalando una maraña de vallas y candados. Así como, para que los descendientes de Villaescusa, puedan llevar flores a sus antepasados que yacen enterrados en el cementerio municipal y a los que, durante el resto del año, les es imposible visitar a sus muertos.

 

Villaescusa de Palositos es un pueblo, que se abandonó en 1970 que nunca tuvo acceso por carretera, siendo su único acceso caminos de tierra. Todos estos caminos y vías pecuarias han sido cortados mediante un vallado metálico. Una de las vías cortadas es el antiguo Camino Real de Valencia y Cuenca a Burgos que hoy, gracias al trabajo de investigación, estudio y recuperación de las asociaciones convocantes, forma parte del Camino de la Lana, uno de los itinerarios jacobeos peninsulares.

 

La Asociación de Amigos del Camino de Santiago en Ávila hace suyo esta problemática de los caminos cortados y vallados, ya que el camino público de Ávila a Narrillos de San Leonardo, está cortado en la finca de Pancaliente por los propietarios de la finca, obligando a los peregrinos que realizan la etapa Ávila-Gotarrendura a transitar por la carretera que da acceso a la autovía de Salamanca, hasta la que conduce a Narrillos de San Leonardo, con el consiguiente peligro para peregrinos y conductores.