Abril terminará con tiempo estable en la mayor parte de España y con algunas lluvias

Arboles, bosque, naturaleza, parque, vegetación, buen tiempo, rural, día soleado

El buen tiempo acompañará el final de abril ya que se espera tiempo estable en la mayor parte del país excepto en el extremo norte y Pirineos, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Así, la portavoz de la AEMET, Ana Casals, ha explicado que este martes predominará el cielo muy nuboso y las lluvia débiles a Galicia, área cantábrica y Pirineos y, "puntualmente" podrían afectar también a alguna zona de Castilla y León y alto Ebro. En concreto, ha dicho que solo se esperan cielos nubosos en las islas canarias de mayor relieve mientras que predominarán los cielos nubosos, aunque con tendencia a que aumente la nubosidad por la tarde, en el resto del país.

En cuanto a las temperaturas, ha indicado que subirán este lunes en toda España y que el martes seguirán aumentando, sobre todo en la mitad oriental. El viento soplará noreste moderado a fuerte en Canarias y de componente oeste y carácter flojo a moderado en el resto.

Respecto al miércoles, Casals ha explicado que los cielos estarán muy nubosos en el norte y oeste de Galicia, Cantábrico, Pirineos y Gerona y que en otras zonas habrá lluvias débiles y ha añadido que es posible que de forma ocasional aislada pueda llover en el norte de Castilla y León y Alto Ebro. En el resto, este martes estará nuboso en el norte de las islas canarias de mayor relieve y estarán poco nubosos en el resto. Las temperaturas se mantendrán como el martes y el viento soplará noreste fuerte a moderado en Canarias y de componente oeste y carácter flojo en el la mayor parte del país, menos en los litorales cantábrico y gallego del valle del Ebro, donde el viento será de carácter moderado.

De cara al jueves, ha apuntado que el cielo estará nuboso o muy nuboso en el extremo norte peninsular, lo que incluye a Pirineos, Cantabria, parte de Asturias y País Vasco. En Galicia se esperan nubes pero no precipitaciones que sí aparecerán de forma débil a moderada en algún punto del cantábrico oriental, Pirineos y Gerona. En Gerona, además, podrían ir acompañadas de tormenta y serán de carácter localmente fuerte.

El jueves también podrían extenderse las precipitaciones, aunque serán débiles y dispersas al norte de Castilla y León, sistema Ibérico y cuadrante nordeste peninsular, excepto en el valle del Ebro, donde no serán muy probables. La portavoz ha agregado que la otra zona donde puede haber cielos nubosos es en el norte de Canarias así como en algunos puntos del tercio norte peninsular.

En cuanto a las temperaturas, se mantendrán sin cambios importantes aunque la cota de nieve bajará en Pirineos hasta 1.700 o 1.800 metros de altura y sobre el viento ha dicho que soplará noreste moderado a fuerte en Canarias y flojo a moderado, predominando el noroeste, en el resto de las zonas.

Casals prevé que el viernes puedan producirse precipitaciones en el extremo norte peninsular, cantábrico oriental, Pirineos, Baleares y este de Cataluña, donde podrán ser localmente fuertes y acompañadas de tormenta. También podrían extenderse aunque de forma más débil y dispersa en otras zonas del tercio norte y del este peninsular y serán poco probables en el valle del Ebro. Los termómetros experimentarán un descenso ligero a moderado en la mayor parte del país menos en Galicia, oeste de Castilla y León y Extremadura y oeste de Andalucía.

De cara al sábado, la portavoz de la AEMET espera que sea un día parecido al anterior aunque bajarán las temperaturas. Las lluvias afectarán al cantábrico oriental y Pirineos y podrán extenderse también al Alto Ebro, este de Cataluña y sistemas central e Ibérico y, aunque con menor probabilidad, a otros puntos del tercio este peninsular y este de Castilla y León.

Finalmente, en el resto de España habrá cielos poco nubosos o despejados menos en el norte de las islas canarias de mayor relieve, que tendrán nubes. Las temperaturas bajarán en el tercio este y el viento será componente norte moderado a fuerte en Canarias, este de Baleares, litoral de Galicia, nordeste de Gerona y valle del Ebro y con carácter moderado en el resto, con intervalos de fuerte en otras zonas del nordeste peninsular.