Abril de 2015 ha sido "muy cálido", el cuarto desde 1961, y más seco de lo normal

Esquiadores disfrutan del buen tiempo en Sierra Nevada

El mes de abril ha tenido un carácter "muy cálido" y ha sido algo más seco de lo normal, según la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) que señala que este ha sido el cuarto abril más cálido en los últimos 45 años, desde 1961.

En concreto, la temperatura media de la treintena ha sido 1,7 grados centígrados superior a la media normal del mes respecto al periodo de referencia (1981-2010) y ha tenido un carácter "seco" en el conjunto del país, ya que ha llovido 44 litros por metro cuadrado, un valor que se sitúa un 32 por ciento por debajo del valor medio para este periodo.

Según ha explicado la portavoz de la AEMET, Ana Casals, en cuanto a temperatura, por encima de abril de 2015 se sitúan los años 1997, 2011 y 2014. Además, ha indicado que la oscilación térmica diurna ha sido "ligeramente superior" a lo normal, ya que la media de las máximas diarias de abril ha sido 1,9 grados centígrados por encima del valor normal y las mínimas se sitúan en 1,4 grados centígrados por encima de lo normal.

Por zonas, abril fue "muy cálido" en la mayor parte de España y resultó "extremadamente cálido" en amplias zonas del norte peninsular.

En concreto, las anomalías térmicas positivas superaron los 2 grados centígrados en la zona centro y en gran parte del tercio norte, así como en algunos puntos de Andalucía y sur de Extremadura. En Baleares, abril tuvo carácter cálido a muy cálido, con anomalías térmicas de en torno a 1 grado centígrado más. En Canarias, por el contrario, el mes resultó normal o más frío de lo normal, salvo en zonas altas de Tenerife donde tuvo carácter muy cálido.

En general las medias se situaron por encima de los valores normales durante gran parte del mes y, "especialmente" la primera semana, los días centrales del mes y en el inicio de la tercera decena.

La portavoz ha destacado que se da la circunstancia "poco usual en abril" de que las temperaturas máximas mensuales se registraron el primer día del mes, cuando en el suroeste de Andalucía se alcanzaron hasta 32 grados centígrados.

Los valores más altos se observaron el día 1 en las estaciones de Córdoba con 32,2 grados centígrados; en Sevilla, con 32,1 grados centígrados; Morón de la Frontera (Sevilla), 31,1 grados centígrados y el día 14 de abril en Bilbao, donde se registraron 30,8 grados centígrados.

De este modo, a lo largo del mes se registraron muy pocos días de helada y las mínimas más bajas alcanzadas en el periodo se observaron entre el 5 y el 19 de abril y sobre el día 20. Así, el día 8 en Molina de Aragón se bajó a -4,4 grados centígrados y en el Puerto de Navacerrada a -2,2 grados centígrados. En Burgos se produjo el valor mínimo entre capitales de provincia, ya que el mercurio marcó -1,8 grados centígrados.

MÁS SECO DE LO NORMAL

En cuanto a las precipitaciones, Casals ha indicado que el mes de abril ha sido "seco en su conjunto" a causa de las escasas precipitaciones de la primera quincena del mes. La media de precipitación en España ha sido de 44 litros por metro cuadrado, un 32 por ciento por debajo de los 65 litros por metro cuadrado que es el nivel normal del periodo de referencia 1981-2010.

En concreto, solo se llegó al nivel normal o se superó en Extremadura, oeste y centro de Castilla y León, mitad este de Andalucía y algunas áreas de la comunidad de Madrid.

De este modo, ha dicho que en el resto de España el periodo ha sido "seco o muy seco" en general, especialmente en las regiones del tercio nordeste peninsular y del Levante, así como en Baleares y Canarias. De hecho, ha añadido que en los dos archipiélagos y en la Comunidad de Valencia, las precipitaciones acumuladas en el mes no alcanzaron en general ni el 25 por ciento del valor normal.

La portavoz ha destacado dos episodios de precipitaciones importantes a lo largo del mes: el temporal de lluvias de los días 25 y 26 en buena parte del país, en el que se acumularon más de 80 litros por metro cuadrado en Guipúzcoa y noroeste de Navarra y el último día del mes, cuando se alcanzaron cantidades próximas a 100 litros por metro cuadrado en algunos puntos del suroeste de la provincia de La Coruña. La mayor precipitación diaria del mes en un observatorio principal se observó en Fuenterrabía (Guipúzcoa) con 96,9 litros por metro cuadrado el día 26 de abril.