Abortado un ataque con paquetes bomba contra Francia y México

Grecia. Fueron interceptados en el país heleno después de que explotara uno en el centro de Atenas; el resto, dirigidos a México y uno en concreto al presidente de la República Francesa, Nicolas Sarkozy
efe
Uno de los paquetes bomba interceptados ayer en Grecia tenía como destinatario al presidente francés, Nicolás Sarkozy, y otros tres las embajadas de México, Bélgica y Holanda en Atenas, según informó la Policía griega.

Dos hombres, que parecen pertenecer al grupo terrorista antisistema Conspiración de Núcleos de Fuego, fueron detenidos, informó la Policía de Atenas en un comunicado oficial.

Las emisoras griegas aseguraron además que otras dos mujeres han sido arrestadas en relación con el mismo caso, aunque esto todavía no ha sido confirmado oficialmente.

Uno de los cuatro paquetes (el que tenía a la legación mexicana como destino final) estalló en las manos de una empleada de una empresa de mensajería privada, causando heridas leves a la mujer.

La explosión, calificada como de “poca intensidad” por la prensa, ocurrió a las 12.40 hora local (10.40 GMT) en el barrio de Pagrati, a unos dos kilómetros de la embajada de México, en las oficinas de la compañía “Swiss Mail”. Una brigada antiterrorista se encuentra investigando los restos del paquete, mientras que las demás misivas explosivas fueron detonadas de forma controlada por los expertos de la policía después de haber sido interceptadas.

Los dos sospechosos, detenidos al querer enviar dos paquetes bomba, llevaban chalecos antibalas y estaban armados con revólveres.

El grupo Conspiración de Núcleos de Fuego, que inició sus acciones violentas en 2007, ha perpetrado numerosos atentados con explosivos, incluyendo uno contra el consulado de Chile en Salónica, al norte de Grecia. El junio pasado un paquete bomba explotó en el Ministerio de Orden Público de Atenas y mató al jefe de seguridad del entonces ministro, Mijalis Jrisojoidis, sin que ninguna organización se lo haya atribuido hasta ayer.

Más de los envíos de Yemen
Mientras tanto, se supo ayer que la pista que llevó a descubrir los dos paquetes explosivos procedentes de Yemen en dos aviones la dio Jabr al-Faifi, un miembro de Al Qaeda arrepentido que hace dos semanas acudió a las autoridades saudíes advirtiéndoles de la trama terrorista. Así lo han asegurado fuentes del gobierno británico y yemení a la BBC y AP. Al-Faifi estuvo preso en Guantánamo tras ser detenido en Afganistán. En 2007 fue liberado y, tras realizar un programa de rehabilitación de insurgentes en Arabia Saudí, se unió a Al Qaeda en Yemen.

Hace dos semanas, contactó con las autoridades saudíes desde el país vecino diciendo que quería entregarse. Según YemenOnline, a cambio de no ser detenido ni investigado, Al-Faifi (que ocupaba el número 20 en la lista de Arabia Saudí de los terroristas más buscados) les habló del plan de Al Qaeda.

Varios líderes tribales, también bajo condición de anonimato, han confirmado a AP el papel de Al-Faifi en el descubrimiento de la trama.

El terrorista arrepentido dio la pista decisiva para detectar los explosivos y la información de Al-Faifi podría ser además la causante de la advertencia que los servicios secretos saudíes emitieron el mes pasado sobre el riesgo de un atentado de Al Qaeda en Europa, especialmente en Francia.