Abatido un lobo en el término de Pereruela tras los ataques de las últimas semanas

Una patrulla de Medio Ambiente abatió un ejemplar el viernes en San Román de los Infantes tras los ataques de lobo que ha sufrido la cabaña ganadera en la Dehesa de la Carva.

La Patrulla de Seguimiento de Fauna, formada por personal especializado del Servicio Territorial de Medio Ambiente de Zamora, ha abatido un ejemplar de lobo ibérico (Canis lupus signatus) en la localidad de San Román de los Infantes -término municipal de Pereruela-. Esta captura, desarrollada el pasado viernes, responde a las labores de control de la especie que efectúa la Junta de Castilla y León al Sur del Duero para disminuir el número de ataques al ganado, según ha informado la Delegación Territorial en un comunicado.

 

Durante los últimas semanas personal de la Consejería de Fomento y Medio Ambiente ha realizado una serie de aguardos al lobo, como consecuencia del importante número de ataques producidos en los últimos meses a la cabaña ganadera de la zona de la Dehesa de la Carva, y finalmente en la tarde del viernes se abatió un ejemplar de lobo. La Junta de Castilla y León ha querido destacar de forma significativa la colaboración prestada por los ganaderos de esta zona a la Patrulla de Seguimiento de Fauna para el desarrollo de la operación.

 

La decisión de eliminar un ejemplar se toma en el marco de las excepciones de la Directiva Hábitats y ante individuos que presentan una especial querencia al ganado doméstico, y son los responsables de la mayor parte de los ataques, por lo que su control disminuye de manera significativa el número de siniestros. 

 

Esta actuación se realiza de manera excepcional y como complemento a las medidas que se vienen poniendo en práctica por parte de la Junta de Castilla y León para compatibilizar la existencia de la especie al sur del Duero con la actividad ganadera, sin que suponga perjudicar el mantenimiento, en un estado de conservación favorable, de las poblaciones de la especie.