A vueltas con el físico de Terelu Campos

Terelu Campos ha posado para la portada de la revista ¡Hola! en la casa que tiene su madre en Málaga. Un vivienda muy familiar donde pasará la Navidad con los suyos, arropando al marido de su fallecida tía Leli y a sus hijos. 
 

Estas fiestas serán una de las más duras para la colaboradora de Sálvame que no duda en admitir el dolor que ha sentido estos pasados meses: "Me costaba mucho venir porque sabía que aquí iba a notar muchísimo más la ausencia de Leli. Por eso, desde que ella se marchó no había vuelto. Me duele mucho la ausencia de mi tía. En Madrid es distinto, y aunque sé que van a ser unas Navidades muy difíciles sin Leli, mi madre y yo hemos decidido venir y pasarlas en Málaga". 


Así lo ha explicado a ¡Hola! mientras ha matizado también las comentadas palabras que expuso en su entrevista en Sálvame Deluxe cuando afirmó sentirse "mayor, gorda y fea". "Quise hacer un símil con una frase que utiliza Jorge Javier en su último libro, El último verano de juventud', donde dice: 'Me siento mayor, gordo y feo'. Y cuando lo leí me dije: '¡Anda, si está hablando de mi!'. Lo dije como un guiño a lo que él decía, pero no para que se tomara como lo más importante y se convirtiera en titulares. No me considero una persona fea, como tampoco Mis Mundo. Soy una persona que no está mal. Y que no estoy confirme con mi físico, lo mismo hay veces que me acepto más que otras, pues también es una realidad. Pero de ahí a convertirlo en un drama es totalmente ridículo".

 

TERELU CAMPOS EN ¡HOLA!: "NO TENGO VERGÜENZA DE MOSTRARME DÉBIL"    

 

Y es que como afirma Terelu a Chelo García-Cortes (autora de este reportaje para ¡Hola!) espera el 2016 con ganas: "Espero 2016 con ilusión y esperanza y con la seguridad de que irán cicatrizando las heridas. Quiero ir avanzando y, por supuesto, pensando en ser más positiva y, sobre todo, aprender a moverme y buscarme más la vida".

 

A los que la consideran como una mujer fuerte y con temperamento explica: "Yo he compartido con la audiencia los peores momentos de mi vida y también los mejores. No tengo vergüenza de mostrarme débil". 

 

A pesar de todo, la hija de María Teresa Campos ha decidido dejar a un lado las inseguridades sobre su físico y comenzar de cero: "Un día te levantas y te dices a ti misma 'basta ya', y te das cuenta de que eres mucho más que un físico, ¿no? De pronto dices: 'Tengo muchas cosas por las que dar gracias a Dios todos los días y por las que ser feliz'. A menudo, cuando te pones así, en plan negativo simempre, alguien puede llegar a decirte: 'Oiga, por favor, entiendo cómo se siente, pero no olvide que usted ha salido de algo muy gordo y es una oportunidad que le da de nuevo la vida'. En ese momento es cuando tú te dices a ti misma: ¡Qué razón tienen! No puedo ni quiero quejarme".